La cabalgata empezó en 1909

La Liga de Amigos organizó la primera comitiva con regalos a domicilio

Durante varios años el Obelisco lució un gran árbol de Navidad.
Durante varios años el Obelisco lució un gran árbol de Navidad.

Era costumbre coruñesa que, la víspera del día de los Reyes Magos, niños y niñas antes de acostarse dejaran en la ventana o balcón de su casa una bandeja, un cesto o un zapato con la esperanza de recoger a la mañana algún regalo, golosina o dulce dejado misteriosamente por Melchor, Gaspar y Baltasar. Esta tradición, igual que la del árbol de Noel, sufrirá desde el siglo XIX hasta hoy diferentes modificaciones interrelacionadas con los cambios socioeconómicos y políticos de nuestra sociedad.

Fue en Alcoy donde por primera vez se realizó una cabalgata de los Reyes Magos. Aconteció en 1866, pero no tuvo continuidad. Sería a partir de 1885 cuando se convertiría en un acontecimiento anual que se mantendría hasta la actualidad. Ya en 1886, el diario La Discusión de Madrid divulgaría su existencia: «En Alcoy existe una sociedad compuesta de gentes de buen humor, titulada El Panerot, que ha organizado este año la entrada de los Reyes Magos (?). La comitiva entró en la ciudad en esta forma: Estrella, acompañada de la banda de música Nueva; Reyes Magos con su acompañamiento de pajes y carroza de doña Violante. La cabalgata recorrió las calles de Alcoy hasta la sede dicha sociedad donde había un portal de Belén».

En años sucesivos, la iniciativa de organizar estas cabalgatas se extendería por diversas ciudades, adoptando diferentes modalidades y finalidades. Pero su continuidad no estaba garantizada pues su organización recaía sobre el voluntarismo y el esfuerzo de la respectiva sociedad, liga o ateneo local.

En A Coruña, la primera cabalgata de Reyes tuvo lugar en 1909 y fue organizada por la Liga de Amigos. Su desarrollo tenía una cierta complejidad porque además se pretendía que los Reyes Magos repartiesen a domicilio los regalos a los niños que vivían en las calles por las que iba a pasar la comitiva, regalos que previamente los padres respectivos habrían depositado en la sede de la Liga de Amigos. La idea no era original, ya se había realizado antes en otros lugares.

La cabalgata salió a las cinco y media de la tarde del día 5 de la plaza de Pontevedra, pasando por las calles Juana de Vega, Compostela, Feijoo, plaza de Ourense, Sánchez Bregua, plaza de Mina, Cantones, Real, Riego de Agua, Fama, Montoto, Santiago, Tabernas, Parrote, plaza de Azcárraga, Damas, Ángeles, Montoto, Fama, Riego de Agua, Bailén, Barrera y San Andrés. Abrían la marcha cuatro jinetes vestidos a la romana. Seguía una gran carroza con los regalos que los escuderos llevaban a los portales de las casas donde esperaban los niños agraciados por sus padres.

Detrás iba otra carroza, decorada por el pintor Enrique Saborit, en la que en torno a un pedestal se agrupaban diferentes niñas vestidas de angelotes; la que estaba en lo alto llevaba sobre su cabeza una gran estrella eléctrica que simbolizaba la estrella de oriente. Tras ella, montados en blancos corceles, marchaban los tres Reyes Magos con una escolta de soldados romanos y de mozos con antorchas. Cerraba la banda del regimiento Isabel la Católica. Una muchedumbre enorme acompañó a la comitiva y los comercios estuvieron abiertos hasta la madrugada para que los padres pudieran hacer sus últimas compras.

A pesar del éxito logrado y del apoyo de la prensa coruñesa, la cabalgata no tuvo continuidad. No se retomará la iniciativa hasta 1938; pero, por desgracia, fue otra historia.

«Fue en Alcoy, en 1866, donde por primera vez se hizo comitiva de los Reyes Magos»

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

La cabalgata empezó en 1909