El futuro del jazz a la batería


1 «Suele llamarle mucho la atención a la gente. Me dicen cosas como que soy bastante femenina para tocar la batería. Quizá porque están acostumbrados a ver siempre un hombre con las baquetas», me comenta Naíma Acuña Rodríguez, una de las pocas mujeres batería de jazz. «Hay otra, Lucía Martínez, y no conozco ninguna más por aquí», apunta Naíma, que lleva el jazz y la música en la sangre porque es hija del maestro José Antonio Acuña, director de la Escuela Municipal de Música y nombre clave en el jazz local. Fue precisamente su progenitor el que la inició en este mundo. «Es una historia larga. Te la resumo. En un grupo que tenía mi padre falló a última hora el chico que tenía que tocar la batería y me lo pidió a mí. Tenía 12 años y le cogí el gustillo», recuerda Naíma. Ahora, a sus 23 años, actúa de forma habitual con el Acuña?s Quartet Jazz, que lidera su padre, y también colabora con otros grupos, como este jueves, que tocó en la terraza del Finisterre. Alumna de último año en el Conservatorio Superior en la especialidad de jazz, tiene pensado seguir perfeccionando su estilo y llevar a cabo el posgrado en la prestigiosa Guildhall School of Music and Drama de Londres. A sus 23 años más que una promesa ya es una realidad.

Partido de guardias

2 Pocos campos de fútbol hay más hermosos para hacerse una foto como los de la ciudad deportiva de la Torre. Los que posan son guardias civiles de los servicios marítimos de A Coruña y Pontevedra que disputaron un partido que concluyó sin goles. Lo más importante es que la jornada deportiva sirvió para recordar a dos compañeros fallecidos en los años 2007 y 2008. Se trata de Castro Piñeiro, que murió atropellado en Aranga, y Ramón González Cabaleiro, muerto cuando realizaba un rescate en Ferrol en pleno temporal. Sus compañeros no los olvidan.

Arte en Sada

3 «Quedó muy bonita», dice Ana de la Torre Granda sobre la exposición que ayer inauguró en el centro cívico Pintor Llorens de Sada. «Hay retratos, que es mi fuerte, figura y paisaje. Le doy a todo», comenta sonriente esta mujer que me cuenta una anécdota curiosa. En el 2008 la contrataron para realizar un retrato para la película Agallas basándose en una foto de la infancia de la actriz Rula Blanco, que hacía de hija del protagonista, Carmelo Gómez.

Calabaza gigante

4 Termino con una imagen curiosa. Como todos los años, empiezan a aparecer grandes calabazas. Por enorme que pueda parecer una, siempre hay un vecino con un ejemplar mayor. Hoy les presento un calabazón de un metro de diámetro que tiene plantada en su casa de Santa María de Vigo, Cambre, Manolo Chas. Su madre, Nieves París, es la mujer que aparece sentada contemplando la pieza. «Se siente muy orgullosa de la calabaza» dice su hijo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

El futuro del jazz a la batería