A Coruña vista por Gulliver

Dolores Vázquez A CORUÑA/LA VOZ.

A CORUÑA

Daniel Almeida, con la técnica «time-lapse», miniaturiza la ciudad en una creación audiovisual de gran impacto

11 oct 2010 . Actualizado a las 20:33 h.

Asegura que quiso hacer un recorrido por la ciudad bajo el punto de vista de un gigante, y ese deseo lo plasmó en A Coruña, el sueño de Gulliver, una creación audiovisual que se ha ido popularizándose en las redes sociales e Internet, por el impactante aspecto que muestra de distintos puntos de la urbe. Daniel Almeida, que comenzó solo hace tres años de manera autodidacta en el mundo de la fotografía en el que ahora está embarcado a nivel profesional, pretendía con este trabajo hacer un ejercicio de la técnica time-lapse, que consiste en hacer fotos a intervalos que después se comprimen con un programa de edición de vídeo, quedando como resultado una videocreación con imagen acelerada. Explicar lo que supone este tipo de grabaciones se resume en el título de otro de sus trabajos: Coruña en 4.000 fotos. Una pieza de solo 2,29 minutos realizada con cuatro millares de imágenes.

La grabación de Gulliver se extendió durante tres meses y asegura que lo más complicado fue buscar localizaciones y hacer la grabación, que se pueden ver en sus páginas danielalmeidafoto.com o surfinglifebydani.blogspot.com, un blog que en el que de manera didáctica muestra sus dos pasiones: la fotografía y el surf.

El trabajo que reduce a maqueta la ciudad y a los coruñeses casi a playmoviles no es su única creación de estas características. Almeida reconoce que el time-lapse le ha abierto las puertas para realizar para el Consorcio das Mariñas un vídeo turístico de los nueve ayuntamientos que lo conforman, y otro sobre con el seguimiento durante cuatro meses de las obras de regeneración llevadas a cabo en las playas de Riazor, Orzán, Matadero y San Amaro, un material realizado para Dragados.

Este fotógrafo pretende continuar especializándose en este tipo de técnica, para la que junto un ingeniero trabaja en crear un sistema motorizado que le permitan emular a los travelings de cine en sus videocreaciones. Alaba sin dudarlo el avance tecnológico de las nuevas cámaras de fotos, que permiten grabar vídeo en alta definición y que son utilizadas ya en teleseries de éxito como House y apunta, restando importancia a su labor, que «a la hora de hacer vídeo, te sirven los conocimientos de fotografía, solo hay que prever el movimiento».

De manera paralela, Daniel Almeida entrena con los Raz Boys, un grupo de especialista en town-in, buscadores de olas gigantes, a la espera de poder filmar surfear una de ocho metros que les permita participar en la Billabong XXL. Uno de sus sueños, junto con el llegar a fotografiar «una aurora boreal».