El apocalipsis de lo cotidiano

La argentina Lola García Garrido expone sus fotomontajes en la sala municipal de Durán Loriga


A Coruña/la voz.

Lola fue de compras al supermercado y pescó una idea. Así funciona su cabeza: «Había un salmón en la pescadería. En él vi la cara de El grito, de Munch», cuenta esta argentina de Buenos Aires que se declara «porteñísima». Ahí nació una pieza que hasta el domingo se expone en la Casa de la Cultura Salvador de Madariaga, en la calle Durán Loriga. Al salmón lo rodeó con pescados y mariscos fotografiados en mercados coruñeses («son un filón») y madrileños.

Esta pieza, titulada El grito del salmunch, puede servir para resumir la técnica y el estilo de Lola García Garrido. Fotomontajes surrealistas construidos a base de imágenes capturadas en lugares y tiempos dispares. «Las fotos están tomadas en distintas partes del mundo: Nueva York, Fortaleza, Ámsterdam, Berlín, Madrid, A Coruña... La técnica del montaje me gusta porque puedes hacer una pieza con imágenes, no ya de diferentes lugares, sino también de diferentes tiempos. El montaje me lleva bastante tiempo porque voy construyendo la historia», explica.

Son 28 las obras que expone en la sala municipal, y todas salvo una son fotomontajes. Están agrupadas bajo el título Fotografías del apocalipsis: «Voy haciéndolas y no pienso que van a ir todas juntas. Después pienso: ¿qué atraviesa todo? Me di cuenta de que la sensación de apocalipsis es eso, ver una gallina en una cocina, como vimos en Haití, o una llama en una terraza -una de las piezas que expone en A Coruña-. Esa cosa apocalíptica es surrealismo. Trato de dar una vuelta a lo que es el apocalipsis, y en vez de verlo como el fin del mundo hago una descontextualización que te hace pensar en otras cosas».

Lola, de 28 años, empezó a exponer hace ocho. Con la fotografía se inició a los 16: «Estudiaba Ciencias Políticas, pero enfrente de la facultad había un bar», y de él colgaron sus primeras obras. Al principio hacía «foto tradicional, en blanco y negro»: «Pero cuando descubrí el digital y el Photoshop cambió todo». Su estilo lo aplica incluso en publicaciones realistas, como la Rolling Stone argentina: «Ellos me dejan hacer montaje, es como mi fuerte». Es su sello, que bebe de referencias como la alemana Grete Stern, la pintura y el collage de los dadaístas, y diferentes películas y libros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El apocalipsis de lo cotidiano