El servicio Bicicoruña se estrenó ayer con más de cien usuarios


Ayer por la mañana comenzó a funcionar el servicio de alquiler de bicicletas Bicicoruña, cuya acogida por parte de los coruñeses en su primera jornada, y a pesar de la lluvia, fue todo un éxito. De hecho, según explicaba ayer el director general de EMVSA, Jaime Castiñeira, a primera hora de la mañana ya no quedaba una sola bici en los puntos de retirada.

Uno de los primeros usuarios del servicio fue el alcalde, Javier Losada, que estuvo acompañado por varios concejales del gobierno local en la presentación oficial de Bicicoruña. Tras la inauguración en la parada situada en el aparcamiento de la Torre, el regidor y los ediles se montaron en bicicleta e hicieron un breve recorrido de ida y vuelta hasta As Lagoas. Losada destacó que este nuevo servicio cumple con el «compromiso con el medio ambiente, con la sostenibilidad, contra el cambio climático» e incluso con la mejora de la salud de los ciudadanos. Anunció que las 150 bicicletas y las diez bases para su retirada y entrega que están ahora distribuidas por toda la ciudad es solo el inicio de algo «que se multiplicará por diez o por veinte» en el futuro en función de la demanda de los ciudadanos. De hecho, el responsable de EMVSA, Jaime Castiñeira, confirmó que está previsto que a finales de este mismo año, como muy tarde en febrero del 2010, se duplique el número de bicicletas y bases del servicio. Sobre dónde estarán ubicadas, dijo que habrá que estudiar primero los recorridos que más se demanden.

Convivencia

Sobre la continuidad del carril bici por el paseo marítimo, Javier Losada indicó que el próximo verano estará culminado. «Después iremos introduciendo en la ciudad territorios compatibles con las bicis, las señalizaremos, y también introduciremos carril bici específico en las calles donde se pueda», dijo. El regidor advirtió de que coches, bicis y peatones «tendrán que convivir» en algunas zonas. Sobre el proyecto para crear un carril bici hasta el campus, Losada dijo: «Vamos a articular corredores verdes para que estén listos en el 2010 y en ellos ya se introducirán zonas para las bicicletas; una de ellas estará próxima a los puntos de encuentro que va a tener el área universitaria», aseguró.

Desde la Consellería de Industria, que aportó 140.000 euros al proyecto a través del Inega, indicaron que A Coruña es una ciudad «idónea» para el uso de la bicicleta, ya que tiene «unas pendientes relativamente moderadas y un clima suave». José Abad, jefe de unidad del área de Ahorro y Eficiencia del Inega, explicó que la bicicleta es un transporte ideal para desplazamientos de media distancia, entre dos y cuatro kilómetros.

Por su parte, el grupo municipal del PP considera que el servicio se ha puesto en marcha «tarde y mal» ya que se anunció en verano del 2006. Recuerdan que el alquiler «no es gratuito, como había anunciado la concejalía», y que la ampliación del carril bici entre la Casa de los Peces y Labañou también acumula retrasos continuos desde el año 2006.

Cuota anual

Bicicoruña se puede utilizar con la tarjeta Millennium (la cuota anual es de 10 euros, aunque a partir del 2010 será de 30 euros) o bien con la tarjeta temporal Bicicoruña (disponible por 5 euros más 20 euros como fianza con validez para un mes). Las inscripciones se pueden formalizar a través de www.bicicoruna.es y en las oficinas de Emalcsa en la Casa del Agua. Las bicicletas podrán utilizarse en horario de 8 a 22 horas de abril a octubre y, durante el invierno, es decir, entre noviembre y marzo, el servicio se cerrará antes, a las ocho de la tarde.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

El servicio Bicicoruña se estrenó ayer con más de cien usuarios