Los rascacielos coruñeses se construyeron a comienzos de los 70

HISTORIAS DE A CORUÑA La Torre Costa Rica ostenta la mayor altura, con sus 106 metros «Mucho rascacielos para Cruña», escribía irónico, a mediados de los años 20, Manuel Azaña en una carta a su cuñado Cipriano Rivas Cherif, refiriéndose al recién estrenado edificio del Banco Pastor. Si Azaña hubiese vivido unas décadas más se hubiese pasmado al ver la Torre Costa Rica, con sus 106 metros de altura. Sucesos como los recientes de las torres gemelas de Nueva York, o películas, como «El coloso en llamas», han puesto de actualidad los rascacielos. He aquí los de A Coruña.


CARLOS FERNÁNDEZA CORUÑAEl edificio que rompió el fuego fue la Torre Esmeralda, en la esquina de la Cuesta de la Palloza. Era el primero que rebasaba los 20 pisos y su construcción fue objeto de polémica, pues el edificio ya tenía más de diez plantas y todavía no contaba con licencia.También por la misma época (se terminó en 1971) surgió, en la parte final de Juan Flórez, con entrada por División Azul, la Torre Galicia, conocida por algunos como «Torre de los abogados». Fue una de las primeras obras de Gallego Jorreto y constaba de 20 pisos.De esta primera época es, asimismo, la llamada Torre de los Maestros, en Juan Flórez, construida sobre un proyecto de Milagros Rey.Proa al Norte y desafiante a los cuatro vientos, surgió también a comienzos de los setenta, en la avenida de Calvo Sotelo, la Torre Riazor. Tenía veinte pisos y su fachada azul y blanca se erguía solitaria en una zona que todavía no ha sido del todo urbanizada. Fue su arquitecto Santiago Rey Pedreira y entre sus vecinos ilustres tuvo a Luis Seoane.En el tramo final de Linares Rivas se alza el edificio Torres y Sáez, como base central de un conjunto de casas de menor altura que le acompaña. La torre está retirada de la primera alineación de dos bloques de once plantas. El proyecto fue obra de Santiago Rey Pedreira. Próxima a esta edificación está, con 22 plantas, en Primo de Rivera, la llamada Torre Golpe, que da frente también a Alfonso Molina y cuyo arquitecto sería, también, Rey Pedreira.Fueron conflictivas las Torres Efisa, construidas en el solar de la antigua fábrica de Estrella Galicia, en Cuatro Caminos. El excesivo volumen motivó gran polémica. Fue su arquitecto García Patiño. Otros rascacielos de interés construidos en aquella época fueron las Torres de San Diego, la primera de ellas al comienzo de la entonces inconclusa avenida del Ejército, a la que siguieron tres torres más.Aunque no es un edificio de viviendas, si hay que consignar, por su altura, la Torre de Control Marítimo, que se levanta en el dique de Abrigo, con una altura de 80 metros. En su construcción se invirtieron mil millones de pesetas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los rascacielos coruñeses se construyeron a comienzos de los 70