Las lesiones no dan tregua al Lugo: Lebedenko y Pol García son duda ante el Tenerife

J.i.M. LUGO / LA VOZ

CDLUGO

ALBERTO LÓPEZ

Albés espera mucho de su equipo ante un candidato al ascenso: «No quiero que nos sintamos pequeños», dice

29 abr 2022 . Actualizado a las 19:31 h.

Pocas veces en la presente temporada ha comparecido Rubén Albés ante los medios de comunicación antes de un partido sabiendo con total seguridad de qué jugadores podía disponer. Las lesiones no dan tregua al Club Deportivo Lugo, que esta semana podría perder a Pol García y Lebendeko, con problemas físicos, a mayores de los lesionados Álex Pérez, David Mayoral, Joselu Moreno y Juan Antonio Ros y del sancionado Pablo Clavería. Así lo anunció el técnico 48 horas antes de un encuentro ante el Tenerife en el que espera mucho de sus pupilos. «No quiero que nos sintamos pequeños, hemos conseguido cosas importantes y hay que recordar de dónde venimos», aseguró Albés. Y añadió: «Las características del Tenerife son conocidas. Hay que mirar hacia lo nuestro, a lo que hemos conseguido. A nuestra dinámica en casa y a nuestra fortaleza. Ese es el enfoque, podemos ganar al rival».

El técnico no duda de que su equipo saldrá a la batalla sin ningún tipo de complejos y con el plan bien preparado. «Buscaremos marcar el ritmo, e incidir en sus debilidades. Tenemos que ser conscientes de sus virtudes a la contra y al balón parado. Minimizar sus opciones y condicionar el partido. Eso nos acercará a los tres puntos», manifestó Rubén Albés, que no deja de incidir en el mérito que tiene estar sin agobios clasificatorios a estas alturas de temporada. «Poder depender de nosotros a falta de cinco jornadas es maravilloso. Hay que valorar esta situación», sostiene.

El estratega albivermello también analizó durante su intervención la incorporación al primer equipo de cuatro de los principales artífices del ascenso del filial a Segunda RFEF. «Trabajar con los chicos del filial nos permite ver su crecimiento y su adaptación. Ahora, algunos tienen esa oportunidad de manera continuada. Es un paso previo para ir adquiriendo ese ritmo de competición, esa experiencia. Es un paso natural y bonito», razonó Rubén Albés.