Un Lugo inferior, pero con ocasiones

Millán Gómez

CDLUGO

JAVI COLMENERO

29 mar 2022 . Actualizado a las 11:23 h.

El Club Deportivo Lugo sufrió en Eibar su segunda derrota en dieciocho jornadas. Un Eibar superior y más dominante. Pese a todo, el Lugo creó opciones suficientes para marcar. Sin ir más lejos, la primera del partido en una transición notable que terminó con un centro medido de Iriome y remate posterior de José Ángel Carrillo, así como luego otro centro de Iriome y centro-chut de Juanpe que a punto estuvo de finalizar correctamente Carrillo a bocajarro. Al final, opción de empate con un disparo de Manu Barreiro. Por tanto, menos ocasiones del Lugo que del rival, pero siempre transmitiendo verticalidad.

Un Lugo mucho más profundo por derecha que por izquierda. Iriome, en su segunda titularidad consecutiva y tercera total en Liga, aportó los dos citados centros medidos. El tercer capitán se consolida en la rotación. Junto a él, Ricard Sánchez con su energía y desequilibrio apareciendo más que estando. No fueron ni mucho menos tan profundos Sebas Moyano ni Roberto Canella. El Lugo creó más por derecha también por la condición de diestro del lateral izquierdo titular del Eibar, Álvaro Tejero.

Los lucenses fueron nuevamente sólidos en defensa. El Eibar tuvo dos ocasiones que finalizaron en el poste en la primera mitad, pero más por mérito eibartarra que por demérito lucense. Una falta directa de Anaitz Arbilla y una genialidad de Juan Diego «Stoichkov». En la segunda mitad, el gol y dos paradones de Óscar Whalley.