El Lugo malgastó su chispazo

Los rojiblancos perdieron en Las Palmas en un partido de pocas ocasiones


LUGO / LA VOZ

Se le atribuye a Johan Cruyff la teoría de que no había táctica defensiva, por eficaz que pareciera, que no se pudiera superar con un buen regate. En el partido jugado ayer en el estadio de Gran Canaria, hubo dos momentos que podían dar la razón al futbolista y entrenador holandés, dos chispazos que iluminaron un partido más bien oscuro.

El Lugo tuvo el primer destello, pero lo desaprovechó y acabó pagando caro ese desperdicio. Las Palmas tuvo el suyo, le sacó rendimiento y se llevó los tres puntos. Con empate a cero, el detalle de calidad del Lugo llegó en la segunda parte con Gerard Valentín, que entró en el área rival y fue derribado. Cristian Herrera lanzó el penalti, que paró Josep Martínez, y el equipo rojiblanco, que jugaba con diez tras haber sido expulsado Campabadal poco antes del descanso, no había atacado antes con auténtico peligro ni lo volvió a hacer.

Al equipo amarillo le llegó su momento de gloria cerca ya del último cuarto de hora. Pedri se llevó el balón, casi en la línea de fondo, en una acción de gran técnica, y el balón fue rematado por Rubén Castro. Cerca de los 40 años, el delantero local no entiende de equipos ni de categorías y sigue demostrando que lo suyo es marcar. Minutos antes del gol ya había tenido un remate que se marchó cerca del poste.

Más allá de esos destellos, a los dos equipos les faltó fluidez en el juego. El penalti fallado por Herrera fue el primer disparo del Lugo entre los tres palos, y Las Palmas solo atacó con cierta claridad, aunque sin llegar a avasallar ni a crear una avalancha de ocasiones, cuando tuvo superioridad en el campo. El Lugo se quedó con diez poco antes del descanso, al ver Campabadal la segunda tarjeta amarilla en una jugada que no parecía un peligro inminente sobre su área.

La entrada de Gerard Valentín entonó un poco al Lugo, pero la falta de fluidez de la primera parte acabó apareciendo de nuevo. Los esfuerzos de los últimos minutos por lograr el empate no causaron peligro real en la portería local.

Esos ataques del Lugo, movidos por la necesidad de lograr el empate tras haber encajado un gol, fueron un reflejo de lo que había pasado en el partido, con un juego que no habría llamado la atención de los espectadores si las gradas no hubiesen estado vacías por imposición del covid-19 y de la pandemia.

Pocas paradas

Una buena prueba del pobre balance atacante es que el portero local tocó varias veces el balón en la primera parte como consecuencia de cesiones de sus defensas, no a causa de remates o de centros al área. Tampoco Ander Cantero tuvo momentos de agobio, y los dos guardametas llegaron a la primera parada para hidratarse, cumplida la media hora de juego, sin haberse agotado por un frenesí de peligro ante sus porterías.

Sí se vio que los dos equipos confiaban en el juego por las bandas como una de las maneras más eficaces de avanzar y de causar peligro a la defensa rival, pero sus intenciones no tuvieron gran repercusión. El Lugo buscó con frecuencia a Manu Barreiro, pero su capacidad para el juego aéreo no se tradujo en remates claros ni en balones bajados para que algún compañero ensayase el disparo.

Conforme avanzó el partido, fue creciendo la sensación de que Las Palmas tendría menos dificultad en mantener su mínima ventaja que el Lugo en conseguir el empate. No solo no llegó el gol de la igualada, sino que tampoco el equipo rojiblanco pisó con peligro el área rival más allá de la incursión de Gerard Valentín que acabó en penalti.

Era un partido que parecía destinado a resolverse por un detalle, y el gesto de talento, seguido luego de un remate eficaz, fue el de Pedri, que está cedido en Las Palmas tras haberlo fichado el Barcelona. Si lo viese jugar, Cruyff podría ver que su elogio del remate como baza ante una defensa todavía tiene vigencia.

FICHA TÉCNICA

Las Palmas. Josep Martínez; Eric, Mantovani (Lemos, min. 46), Aythami (Srnic, min. 46) Benito Ramírez; González, Ruiz de Galarreta (Varela, min. 67); Aridai (López, min. 61), Pedri, Narváez (De la Bella, min. 78), y Rubén Castro.

Lugo. Ander Cantero; Campabadal, Josete, Djaló, Canella (Kravets, min. 66); Iriome (Gerard Valentín, min. 53), Hugo Rama (Carrillo, min, 80), F. Seoane, J. Seoane (Grau, min. 66); Manu Barreiro (Carlos Pìta, min. 53) y Cristian Herrera.

Goles. 1-0, min. 74, Rubén Castro.

Árbitro. Gorostegui-Fernández Ortega (vasco). Amonestó a los locales Mantovani, Aythami y F. González y a los visitantes Canella y J. Seoane; expulsó por doble amonestación a Campabadal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Lugo malgastó su chispazo