Una sequía inicial de las peores

Segunda El Lugo solo marcó menos goles en el arranque del año del descenso


LUGO / LA VOZ

Tres partidos consecutivos sin marcar acentúan un problema que arrastra el Lugo desde principio de curso: falta gol. Tan solo 11 veces han perforado los rojiblancos la portería rival en 14 jornadas. Es el segundo peor registro de un arranque liguero desde la temporada 92-93, cuando los del Ángel Carro volvieron a Segunda B. Aquel año a estas alturas sumaban siete goles a favor y 19 en contra. Hubo otros años de bajo rendimiento anotador, con Luis Milla a estas alturas los rojiblancos habían hecho diana más (12), aunque también acumulaban dos menos en contra (13).

«Preocupación hay porque al final llevamos muy pocos goles los delanteros, están ahí las estadísticas», reconoce Dani Escriche. De los 11 goles que atesora su equipo, solo dos los han marcado los delanteros. Uno Dongou y otro Christian Herrera. El punta de Burriana no se ha estrenado en Liga esta temporada, aunque en Copa marcó contra el Alcorcón un tanto que ahorró la prórroga a sus compañeros. «Los cuatro -dice por Dongou, Herrera, Jona y él- estamos trabajando a muerte para poder sacar esto adelante y poder meter el primer gol cuanto antes».

Monteagudo «nos dice que sigamos así, que el trabajo está fenomenal, que tenemos que insistir y creer en nosotros mismos, que al final el gol llegará». El técnico manchego todavía no ha sido capaz de ganar un partido en Segunda desde que suplió a Javi López a los mandos del Lugo. A su equipo se le ha desvanecido el gol con su llegada, agravando la situación. Escriche dice que los delanteros no se sienten «señalados»: «Al final somos un equipo y sí que es verdad que estamos fallando se va a arreglar seguro y una vez empecemos los delanteros a meter goles el equipo irá hacia arriba seguro».

Dani Escriche ascendió al primer equipo el año pasado, con Francisco sentado todavía en el banquillo del Lugo. Su rendimiento anotador (marcó dos goles en siete jornadas como titular) en sus primeras jornadas en Segunda División llamaron la atención del Huesca, que en verano se movió para ficharle, aunque accedió a dejarle cedido entre los rojiblancos un año más. El punta valora el arranque de su segundo año en la categoría de plata como bueno, aunque admite que «me falta un poquito de gol, pero poco a poco iré mejorando. Estoy trabajando mucho para ello y al final el balón entrará», explica convencido.

No entra a valorar si están más cómodos con un delantero, con dos o con tres, sencillamente porque «eso no es decisión mía, al final es el míster el que decide si juega con uno, dos o tres delanteros y él es el que decide lo mejor para el equipo».

Fija el catalejo en su rival de este sábado: el Córdoba y analiza que «es un partido muy importante por la mala racha en la que estamos metidos». «Vamos a ir a muerte a por ellos, con toda la intensidad del mundo a por los tres puntos, porque estamos en nuestra casa y necesitamos el apoyo de toda la gente para el sábado, para poder ganar al Córdoba y salir de esta mala racha que llevamos», comenta. Radiografía a los andaluces como un equipo que «está en la zona baja por desgracia, pero tiene muy buenos jugadores que han estado aquí como Jaime Romero o Luis Muñoz». No le da mayor importancia a que sean el rival más goleado (30 goles en contra) porque «cada partido, y más en Segunda División, es un mundo. Puede ser el más goleado y llegar un partido en el que no le metan ningún gol o puede ser que venga aquí y les metamos bastantes goles. Eso nunca se sabe».

Tiene además palabras para el Polvorín, al que le está costando rodarse en Tercera tras el ascenso: «Se están adaptando, pero saldrán adelante seguro».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una sequía inicial de las peores