El Lugo, una cooperativa ejemplar

Hasta nueve futbolistas de la plantilla aceptaron bajarse el sueldo para que el club pudiese terminar de inscribir a todos sus compañeros

.

LUGO / LA VOZ

Un gesto poco habitual augura buenas cosas para el Lugo de Javi López esta temporada. Hasta nueve jugadores de la plantilla aceptaron bajarse el sueldo para que el club, con problemas con su tope salarial, pudiese terminar de inscribir a todos sus compañeros. Los rojiblancos tuvieron que moverse este año con 1,2 millones menos, siendo su límite la temporada pasada 5,4.

«Hay grupos, hay equipos y hay familias. Me conmueve la actuación, el comportamiento de todos los jugadores de la plantilla, que demostraron ser una familia deportiva», dice Tino Saqués. El presidente del Lugo cuenta que «se explicó el escenario a los futbolistas que tenían contratos con cantidades que hacían complicado que siguieran con esas condiciones. Se les planteó cómo podíamos acometer esa situación y realmente es de encomiar su actitud», «ninguno dudó en ayudar» y eso que «les dimos facilidades para ir a otro club, incluso mejorando condiciones y dijeron que no, que preferían quedarse y cambiar su situación económica».

Ni Escriche ni Lazo ni Vieira pudieron jugar la primera jornada por falta de ficha. Los rojiblancos perdieron entonces contra el Málaga (1-2) en su debut. En la segunda, solo el central portugués permanecía sin inscribir y los de Javi López empataron en Granada (1-1). En la tercera semana, cuando llegó la primera victoria con una remontada catártica contra el Numancia (3-2), todos tenían ficha ya. Por algo el fútbol es un deporte de equipo.

«Pocas veces» vio Emilio Viqueira «un gesto tan grande de un grupo». El director deportivo argumenta que «en algún caso nos pedían que les rebajáramos más» y reconoció que el club, para los jugadores que no pierdan dinero, les ofreció ampliar la relación en algunos casos.

El Lugo tiene este año el límite más bajo de las últimas temporadas: 4,2 millones. El curso 2016-2017 jugaron con 4,3 y el anterior con 4,35. Para encontrar un tope inferior hay que remontarse a la campaña 2014-2015, cuando estaban un poco por debajo de los tres millones de euros (2,9).

Caído el telón de la pretemporada, los clubes empiezan a poner sus cartas boca arriba. El Lugo vuelve a ser uno de los más modestos de la Segunda División, aunque parece que a grupo no le gana nadie.

El futuro de Ramón Azeez, en el aire

El futuro de Ramón Azeez está en el aire. Es lo que se deduce de las palabras de Tino Saqués. El presidente del Lugo ha valorado la actitud del mediocentro nigeriano este verano y también ha confirmado la oferta del Valladolid por el lateral ucraniano Vasyl Kravets, que la desestimó a pesar de brindarle la oportunidad de jugar en Primera División.

Valorando los movimientos del equipo en el mercado veraniego, Saqués sacó a relucir dos nombres propios: Azeez y Kravets. Del centrocampista, recordó que regresó de las vacaciones «15 días tarde, por diferentes circunstancias que no están muy claras». Explicó que «en su día se le abrió expediente» y se mostró dispuesto a «pasar página» sobre ese acto de indisciplina, aunque dejó abierta la puerta a una salida. Su actitud se suma a que es una de las fichas más altas de los rojiblancos, por lo que «estaríamos encantados de que pudiese seguir, pero no en estas condiciones económicas, y en eso estamos. No queremos apartar a nadie de la plantilla y vamos a ver qué pasa. No es grata la situación, estamos fastidiados porque de cara a los compañeros esto no ayuda. Esperamos que se pueda resolver de una manera u otra», apuntó.

Su continuidad en el Lugo, según señaló el dirigente, dependerá de que haya un acuerdo entre las partes.

Nada que ver con su conducta

«Queremos que, si sale, esté contento y, si se queda, que sea porque llegamos a un acuerdo y las aguas vuelven a su cauce, porque su continuidad no sería un problema. No sabemos ahora mismo cómo se va a resolver porque el entorno del jugador no le ayuda», manifestó Saqués.

Añadió que Ramón Azeez se encontraba en la «situación» de los jugadores de la plantilla «que tenían un salario importante y a los que se les buscó la salida a otros equipos forzada por el tema económico» y descartaba que su posible marcha estuviera condicionada «por su conducta o por lo que deportivamente es».

El presidente recalcaba que «él es un gran chico, da todo de sí cuando sale al campo, pero su entorno no facilita nada la situación, todo era negatividad», aseveró. Tino Saqués también quiso sacar a relucir la «oferta de un equipo de Primera División, el Valladolid» por Vasyl Kravets el último día del mercado. «Son situaciones complejas de un chico al que queremos mucho desde que llegó con 19 años y que tuvo una adaptación complicada. Ahora está súper integrado. Llegó esa oferta y antes de nada hablamos con él para transmitírsela. Por mí, no le habría dichonada porque no quería que saliera, pero no se le puede ocultar algo así a un jugador».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Lugo, una cooperativa ejemplar