Los exiliados vuelven a casa

El Lugo recuperará en verano a los jugadores que tenía cedidos en equipos de Segunda B: Ponferradina y Cerceda


LUGO / LA VOZ

Vacantes todavía los puestos de director deportivo y de entrenador, es difícil hacer conjeturas sobre cual será el futuro de algunos futbolistas ligados al Lugo que este año no tuvieron su oportunidad en el primer equipo. Sin embargo, cuando terminen las vacaciones, todos ellos tendrán que ponerse a las órdenes de los rojiblancos, sean quienes sean los responsables. Guille Donoso y Yelko Pino vuelven al Ángel Carro; por delante, su último año de contrato. También será interesante ver qué pasa con Keko Vilariño, Kike Pérez y Hugo Rama, todos cedidos la temporada que terminó en el Cerceda. Dani Pedrosa queda libre.

YELKO PINO

Su inmadurez terminó de frustrar un año para olvidar

Yelko Pino (Vigo, 1996) vuelve a Lugo tras un año turbulento y tiene contrato para la próxima temporada. Llegó en la era de Emilio de Dios, que le describía en su día como «un joven talento». El entonces director deportivo rojiblanco tenía mucha fe depositada en el mediapunta: «Como futbolista sé que va a demostrar todas sus virtudes aquí y en el Lugo tiene la oportunidad de demostrar todo el fútbol que lleva dentro». Yelko no llegaría a darle la razón. El año de Luis César apenas tuvo protagonismo: 398 minutos distribuidos en 15 partidos ligueros y otros 74 para olvidar en la Copa del Rey. Marcó un gol y dio dos asistencias. Este año fue a peor. Víctor Moreno le buscó acomodo en la Cultural, donde fue incapaz de hacerse un hueco. Desde agosto hasta enero participó en cinco partidos y marcó un gol. Su falta de madurez le llevó hasta la Ponferradina en invierno, tras indignar a la afición de León con un vídeo lamentable difundido a través de las redes sociales en las que se le oía decir «puta Cultural». En Segunda B, su papel volvió a ser más que discreto: 308 minutos en seis partidos.

GUILLE DONOSO

Futbolista vital en el segundo tramo para la Ponferradina

Guille Donoso (Gijón, 1995) llegó al Lugo el verano pasado y firmó dos años en el Ángel Carro. Su ex compañero, Samu de los Reyes le presentaba como un futbolista «rápido» con un «golpeo extraordinario». En su presentación como rojiblanco, Víctor Moreno apuntaba que era además un extremo «habilidoso y con capacidad para jugar en espacios reducidos». No tuvo chance con Francisco. La buena marcha del Lugo y un Iriome enrachado con el gol en su posición le privaron del protagonismo. Hasta febrero disputó 97 minutos repartidos en seis partidos, así que le buscaron una salida: la Ponferradina. Fue un acierto, sobre todo para los del Bierzo, que habían tenido un inicio titubeante en Segunda B y veían peligrar la categoría. Donoso fue un habitual por la banda derecha, jugó 1.186 minutos en 15 partidos y dejó tres goles y ayudó a apuntalar la categoría.

KEKO VILARIÑO

Dos campañas duras con dos descensos consecutivos

Keko Vilariño (A Pobra de San Xiao, 1996) encadena dos años amargos. Primero con el Somozas y ahora con el Cerceda ha vivido dos descensos a Tercera consecutivos. El mediocentro llegó a vestir hace algo más de cuatro años la sub-18 de la selección y siempre fue considerado como una de las perlas de la cantera rojiblanca. Este año le tocó vivir el drama a las órdenes de Tito Ramallo primero y Josito después. Disputó 1.439 minutos en 24 partidos de liga.

KIKE PÉREZ

La oportunidad de mercado que se fogueó en el Cerceda

Enrique Kike Pérez (Toledo, 1997) llegó al Lugo para irse a Cerceda. Lo fichó Víctor Moreno el verano pasado y calificó su incorporación como una «oportunidad de mercado». Llegaba del Rayo Vallecano y el entonces director deportivo describía al mediocentro como «un jugador joven, internacional, con las categorías inferiores de la selección española». Tiene contrato por un año más, con opción a otro. Este año fue un habitual entre los de O Roxo. Jugó 2.059 minutos en 29 partidos y anotó cinco goles.

HUGO RAMA

El único que tiene plaza asegurada en el primer equipo

Sin director deportivo y sin entrenador todavía es aventurado decir que Hugo Rama (Sigüeiro, 1996) tendrá sitio garantizado en el primer equipo. Sin embargo, así lo comunicó el Lugo cuando se hizo con los servicios del mediocentro ofensivo. Ha sido incondicional en Cerceda esta pasada temporada, con 2.789 minutos en 36 partidos. Capitanes y entrenadores de la categoría le reconocieron como uno de los mejores sub-23 por detrás de Brais Méndez (Celta B) y Pinchi (Fabril).

DANI PEDROSA

Únicamente volverá en caso de que el Lugo le renueve

No habrá vuelta a casa para Dani Pedrosa (Ribadeo, 1996). A menos que el nuevo inquilino en la silla de la secretaría técnica del Lugo renueve su contrato, el delantero será libre. Marcó seis goles para el Cerceda esta temporada en 1.963 minutos distribuidos en 33 partidos. Como Keko, también arrastra su segundo descenso consecutivo porque la temporada pasada militó en el Somozas. Con Stili no encontró el rendimiento goleador que sí le acompañó esta temporada en un banquillo ocupado a medias por Tito Ramallo y Josito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los exiliados vuelven a casa