El Deportivo inicia la escapada

Un triunfo frente al Alavés en Riazor le permitiría distanciarse de sus rivales por el ascenso

Borja, Marchena, Culio y Seoane entraron en los planes de Fernando Vázquez para el partido de hoy.
Borja, Marchena, Culio y Seoane entraron en los planes de Fernando Vázquez para el partido de hoy.

a coruña / la voz

Riazor se prepara para impulsar el acelerón del Deportivo. Si esta tarde el equipo entrenado por Fernando Vázquez derrota al Alavés, recuperará el liderato y, tras un arranque de temporada tan inesperado como espectacular, estará en disposición de esprintar hacia una clausura de año que le permita, en palabras de su técnico, «gardar o millo para cando faga falla».

Más allá de volver a encabezar la categoría, a los coruñeses les interesa abrir hueco respecto a la séptima plaza, ahora alejada a seis puntos, y a los contrincantes por el ascenso. En este momento supera al Las Palmas en cuatro puntos (que ya ha disputado la jornada), al Sporting en cinco, al Mallorca en seis y al Zaragoza en ocho. Y los augurios resultan propicios, aunque el rival estrene entrenador en la figura del gallego Juan Carlos Mandiá.

El Dépor se mira el ombligo para seguir mejorando su fútbol de ataque como local, aún indeciso y sin la mordiente que desea su técnico, y responder así al desafío de un contrincante que se espera atrincherado y a la expectativa de un error para optar a los puntos. Así sucedió hace dos temporadas, cuando el Hércules de Mandiá llegó a A Coruña y triunfó gracias a un gol de Abel Aguilar en un despiste defensivo.

Posibles cambios

Esta vez la baja de Arizmendi y la poca confianza mostrada en Rudy, que se destaca como su sustituto, podrían llevar a Vázquez a guardar en el cajón el habitual 4-1-4-1 para inclinarse por un más ofensivo 4-4-2. Así, Borja volvería al once y Juan Carlos reforzaría el centro del campo. También parece cantada la vuelta de Laure, una vez recuperado de su lesión, por Seoane.

No parece, sin embargo, el momento de cambios. El equipo coruñés acaba de completar un noviembre brillante y que ha engordado su casillero. Solo el empate del derbi contra el Lugo le privó del pleno de triunfos, pero le valió para sumar trece de los quince últimos puntos en juego. La cifra le valió para encaramarse a los puestos de ascenso directo, mientras la irregularidad sigue revelándose como el común denominador de sus adversarios.

Todo indica que Riazor volverá a disfrutar de una gran entrada para el encuentro. La afición disfruta feliz de la velocidad de crucero de su equipo, que apenas ha dejado escapar tres empates como local desde septiembre.

La próxima víctima podría ser el recién ascendido Alavés, que marcha en puestos de descenso, no gana desde el 12 de octubre y solo ha puntuado en tres partidos a domicilio. Eso sí, un estudio más pormenorizado de sus resultados descubre que goleó al Sporting en Mendizorroza, doblegó a domicilio al Mirandés en el derbi de proximidad y, ojo, empató en dos visitas a candidatos al ascenso, el Córdoba y el Zaragoza.

El delantero Viguera se convierte en su principal peligro, pues llega a Riazor en racha. Amigo de Álex Bergantiños, con el que coincidió en el Nàstic de Tarragona, se destaca como el máximo goleador de la categoría, con once goles y un dato a tener en cuanta: desde la octava jornada (hoy se disputa la decimoséptima) solo ha dejado de marcar en dos partidos. Claro que hasta ahora no se ha enfrentado a la mejor defensa del campeonato.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El Deportivo inicia la escapada