Galicia toma el centro

La medular del Dépor y el Lugo está poblada por jugadores de la comunidad

M. Álvarez
A Coruña, Lugo / La Voz

La lesión de Cezary Wilk sacó a Alex Bergantiños de la cueva y lo devolvió a la medular blanquiazul. Allí engrosará mañana un centro del campo con denominación de origen. Dos gallegos por el Dépor y otros tantos por el Lugo poblarán la zona de creación de un derbi con sabor a tierra. Si la ausencia de un recién llegado ha posibilitado que los de casa alisten a una pareja que ha atravesado varios altibajos -Jesús Vázquez, Abel Aguilar y el citado Wilk se han entrometido varias veces en la relación-, en el caso de los visitantes, el dúo está más que consolidado. Pita y Seoane disputaron 37 y 36 encuentros respectivamente la pasada campaña. En esta, se han vuelto a adueñar del timón rojiblanco pese a la competencia de Rafa García, ex Primera con el Rayo. Han participado en cada una de las jornadas que se han consumido.

Marcos Rodríguez, mediocentro que ahora actúa en el Cartagena, conoce bien a los dos futbolistas rojiblancos. No en vano, compartió con ellos el eje del equipo durante dos temporadas seguidas. En la 2009-2010, con Seoane. Un año más tarde, con Pita, cuando el equipo lucense se hizo con el título de campeón de grupo de Segunda B.

Acerca de Seoane, Marcos explica que «a su lado, todo es más fácil». «Aporta casi todo en defensa: trabajo, entrega recuperación... Y sigue creciendo. Este año está despuntando de cara al gol», agrega. El compostelano se ha sacado dos latigazos de la bota derecha en los encuentros frente a Jaén y Sporting que acabaron en las redes contrarias.

Sobre Pita, que también acumula dos tantos en la actual Liga, Marcos asegura que «tiene más calidad. Le da sentido y continuidad al juego». «A su lado, hice un año espectacular. En el plano físico estuvo bien y llegó fresco al tramo final del año», asevera. Entonces, una lesión apartó al coruñés de la eliminatoria decisiva por el ascenso, la que se perdió ante el Alcoyano.

Elogios de Ramallo

El coruñés compartió vestuario con Alex Bergantiños bajo la tutela de Tito Ramallo. El técnico considera que «Pita es el mejor mediocentro de la categoría en ataque combinativo. Es el que más velocidad le da al juego». A su juicio, el jugador de los de Setién «es más de pase, mientras que Juando se prodiga mucho más en la conducción».

Fernando Vázquez (como antes Lotina) no le hace ascos a adelantar la posición del naronés, algo que no convence demasiado a Ramallo: «No lo concibo como un mediapunta porque no es un jugador de último pase. Es de inicio y de elaboración, no de fase de finalización. Aunque su evolución como futbolista le esté llevando a crecer también en esta faceta, su virtud está en la conservación de balón».

Y «si Juando va de atrás hacia adelante, Bergantiños se encuentra más cómodo cuanto más atrás se ubique -considera el ex entrenador del Fabril-. Tiene una gran lectura táctica de las situaciones colectivas. Anticipa y corrige. Tiene la función de dar equilibrio, sobre todo a nivel defensivo, es muy intuitivo y se posiciona muy bien. Por eso se ha hecho hueco con todos los entrenadores que ha tenido pese a no empezar como favorito para su puesto».

Así, «uno suple las carencias del otro. Llevan mucho tiempo juntos y eso es muy importante. Solo les pongo el pero del cambio de orientación largo, pero en las demás facetas forman una pareja muy consistente», considera un Ramallo para el que mañana se miden «las parejas de mediocentros de más nivel de la categoría». Y son gallegas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Galicia toma el centro