A por el liderato con lo puesto

El Dépor visita a la Ponferradina con bajas, pero confiado en su cuarta victoria consecutiva


a coruña / la voz

Anticipar la convocatoria de Fernando Vázquez nunca había resultado tan fácil como lo fue ayer. Los 18 futbolistas que pudieron entrenar en Abegondo completaron después la lista para un encuentro envuelto en una sorprendente polémica tras el cruce de declaraciones y malentendidos entre los técnicos de uno y otro equipo.

Un duelo que el entrenador de los coruñeses verá desde la grada tras agotar el ciclo de tarjetas, y en el que Manuel Pombo volverá a asumir el mando a pie de campo. Nunca ha perdido el Deportivo con el preparador físico llevando la voz cantante en el banquillo. De seguir la racha, supondría el cuarto encuentro sin perder (desde la derrota en Tenerife) y abriría la oportunidad de alcanzar el liderato, dependiendo de lo que ocurra en Huelva, donde el Recre se enfrentará al Eibar a partir de las 17 horas.

Mermados por las bajas

Las bajas han mermado al conjunto blanquiazul, sobre todo en lo referente a alternativas. El último en caer ha sido Núñez, que ante el Mallorca permitió a Arizmendi darse un respiro en la banda derecha. Precisamente el madrileño aseguró el viernes que su estado de forma va mejorando con el transcurso de la temporada. Es casi seguro que hoy dispondrá de una nueva ocasión de demostrar estos progresos desde el primer minuto del partido. Lo más normal -aunque Vázquez no es ajeno a las sorpresas- sería ver en el Toralín un once calcado al de la semana pasada en Riazor.

Un conjunto al que su entrenador exige todavía otro paso hacia adelante, sobre todo en la parcela ofensiva. «Sigo sintiendo y diciendo que tenemos un margen grande para mejorar en ataque», proclamó ayer el míster, seguro de que «muchos de mis jugadores tienen mucho más que dar».

Vázquez pide más en ataque

El de Castrofeito ofreció un posible motivo para la falta de rendimiento de algunos de sus pupilos: «La ansiedad produce tensión que te impide competir al máximo. Realmente, el talento mayor de un futbolista es que si vales 90, ofrezcas 90. Es lo que quiero de los jugadores. A nivel individual podemos dar más y ser mejores».

Con la intención de crecer en mente y el apoyo de una hinchada incondicional que se desplazará en masa, el el partido promete. Entre otras cosas, porque el rival no es de los que renuncia al protagonismo y eso le suele sentar bien al Dépor. De las intenciones de la Ponferradina avisó Vázquez ya el miércoles: «Juegan exactamente igual, sin importarles quien esté delante». Y Claudio le dio la razón el viernes: «No somos un equipo temeroso y vamos a partir con la misma idea».

Declaración de intenciones que hoy tratará de avalar con una puesta en escena para la que apenas se verá limitado por las bajas. Saúl (ex del conjunto coruñés) y el portero Diego García serán las únicas ausencias por lesión en los locales. Tampoco estará Robusté, excluido por decisión técnica, y al que todavía deberá acompañar en la grada un último descarte de una lista de 19.

Lo que quede serán los argumentos bercianos para intentar enderezar una racha que torció el Lugo. Enfrente, un Dépor en estado de gracia y con el liderato muy a tiro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

A por el liderato con lo puesto