Un filial que impone respeto

Los pamplonicas le han sacado una gran rentabilidad a los catorce goles que ?han materializado


El Pontevedra se enfrentará el domingo en Pasarón al filial del Osasuna, un equipo que está demostrando que posee más pegada que muchos equipos de la categoría que partieron entre los favoritos a la fase de ascenso. Está formado por jóvenes futbolistas, la mayoría procedente de la base de la escuela de Tajamar.

A pesar de su juventud, están clasificados por encima de Guijuelo, Barakaldo, Zamora, Lemona, Irraza, Cultural Leonesa, Racing de Ferrol, Sestao y Compostela. Son nueve las formaciones que están por debajo de los navarricos, por lo que sería un gran error menospreciar a este joven equipo que además es capaz de lograr una gran rentabilidad a los pocos goles que consigue.

Buena rentabilidad

Los catorce que ha materializado le han servido para ocupar la undécima posición en la tabla clasificatoria, frente a los 18 que ha recibido, un equilibrio importante para una escuadra muy joven que gustan de agradar a José Antonio Camacho para conseguir debutar en Primera División.

Sirva como ejemplo de su potencial que el Lugo, uno de los equipos revelación de la temporada, no consiguió pasar del empate a un gol en Tajonar el sábado pasado y eso que los del Anxo Carro es el máximo goleador del grupo aunque precisase para ello recibir aquel contundente 0-5 en Pasarón que ya había dejado noqueado a Roberto Aguirre en la sexta jornada de competición.

Por tanto, al Pontevedra le espera, por segunda vez consecutiva, un filial con mucha pegada a pesar de que no se contaba que a estas alturas pudiese estar inquietando especialmente a rivales de la talla de Barakaldo, Zamora, Lemona, Cultural Leonesa, Racing de Ferrol y Sestao.

Su máximo goleador es el navarrico Óscar Vega, que lleva 5 tantos, seguido de Manuel y de Gabilondo, que han materializado 2 cada uno.

Para el Pontevedra es el momento ideal tras el debut con victoria de Pablo Alfaro. Los tres puntos cosechados en el campo de Barreiro después de empezar perdiendo, han dado otro aire al equipo por lo que, en condiciones normales, los aficionados granates que han optado por no viajar a Vigo debido a los abusivos precios, tendrán el domingo una buena oportunidad para ver en acción a la reactivada plantilla granate.

Dos victorias locales

Los enfrentamientos con el equipo filial pamplonica han sido tan solo dos y además muy espaciados en el tiempo. La primera ocasión que acudió a Pasarón fue en la temporada 1984-85 en la que recibió un 3-1 con Fernando Santos en el banquillo. Precisamente en esa temporada, el Osasuna Promesas había descendido esa temporada a Tercera División. En el ejercicio 2003-04, el equipo con Aurelio Gay en el banquillo, sumaron los tres puntos con más apuros de los previstos (3-2).

En ambos encuentros en Pasarón los granates mostraron pegada pero les faltó concentración a la hora de defender el área de Martín Ragg, quien en la actualidad continúa ligado al club como entrenador de porteros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Un filial que impone respeto