Los buses de la Costa da Morte suspenden en accesibilidad

El 5 % de las licencias de taxi tienen que ser para vehículos adaptados a usuarios en silla de ruedas


Carballo / La Voz

En marzo del 2014 echaba a rodar el primer taxi adaptado pata personas con diversidad funcional de la Costa da Morte. Se cumplía así con la legislación, un real decreto vigente desde finales del 2007 en el que se regulan las condiciones de accesibilidad para las personas con problemas de movilidad.

Los ayuntamientos tienen que promover que al menos un 5 % de las licencias correspondan a vehículos adaptados. Carballo es el único municipio en el que es obligatorio la existencia de uno de estos medios de transporte, puesto que hay 31 licencias, aunque actualmente hay dos vacantes.

José Manuel Recarey fue el taxista que adquirió una Volkswagen Caddy, de siete plazas y la adaptó. Fue una inversión de 13.000 euros. Fue el modo de conseguir una segunda licencia, gracias a una nueva legislación que entró en vigor precisamente en el 2014 y que tiene como finalidad favorecer la existencia de un servicio adaptado.

En la zona no hay demasiados ejemplos. Solo hay otros taxis de este tipo en Vimianzo y en Baio. Juan Varela se han incorporado hace muy poco a la todavía pequeña flota, que se completa con otro auto en Santa Comba

Otra cosa son los vehículos de siete plazas, que cada vez son más habituales y que se mueven mucho en verano, para que los chavales puedan ir y volver de las fiestas con seguridad.

Los profesionales del taxi consideran que la comarca está bien cubierta para atender a las personas con diversidad funcional. En la mayor parte de los concellos aseguran que no han notado la necesidad de dar ese servicio. Es lo que dicen en Muxía y Fisterra, muy centrados en la atención a los peregrinos, la mayor parte de los cuales no tienen problemas de desplazamiento.

Otra cuestión son los autobuses. Las empresas que prestan servicios interurbanos en la Costa da Morte carece de vehículos adaptados para personas con diversidad funcional. Así, alguien que vaya en silla de ruedas no puede desplazarse hasta A Coruña en transporte público, salvo en taxi, pero ya en la ciudad sí puede moverse en autobús.

A pesar de todo, en la zona hay muchas plazas de estacionamiento para conductores con diversidad funcional. También las hay en todos los aparcamientos de supermercados y centros comerciales. En esta materia son los buses los que suspenden.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los buses de la Costa da Morte suspenden en accesibilidad