José Manuel Pato: «No podemos permitir que nos vuelva a pasar lo del Douro en Laxe»


La Real Liga Naval Española (RLNE), y más concretamente su delegado en Galicia, José Manuel Pato González, llevan desde los 90 e incluso antes peleando para que se reconozca y se proteja el valor del patrimonio subacuático de la Costa da Morte. «Empezando por el Douro, un expolio muy importante que hubo en Laxe en 1995. Lo denunciamos y lo que no podemos permitir ahora es que nos vuelva a pasar lo del Douro. Yo pedía en unas jornadas en la fundación de La Voz de Galicia -y lo vuelvo a pedir ahora- que se declarasen los pecios Bien de Interés Cultural (BIC). La Armada o la Guardia Civil del mar si se encuentran un barco encima de un pecio lo único que pueden hacer es pedirle la documentación y poco más. Si se tratase de un BIC podrían hacer una investigación mucho más exhaustiva y mandarlo fuera de ahí», explica Pato.

Sin embargo, para el delegado de la RLNE hay otro aspecto no menos importante que, en general, se pasa por alto. «En muchas casas de marineros de la Costa da Morte hay restos de naufragios: vajillas, armas... que como la Administración no pone los medios para la creación de un espacio museístico, no tiene un valor crematístico para los marineros y tampoco iban a recibir ningún reconocimiento público por ello, no los entregan. Podría perfectamente donarlos en depósito y, o bien pagárselos, o que se reconociese: ‘entregado por la familia del barco X’», añade. Es más, para Pato «se está perdiendo una cantidad inmensa de información por no actuar en este sentido», porque si existiese un protocolo claramente establecido un arrastrero, por poner un ejemplo, que se encuentra con algún resto de este tipo en el aparejo, podría dar aviso para que profesionales especializados lo investigasen.

A la hora de crear un espacio museístico, Pato no tiene duda alguna de la que comarca se lo merece por su propia historia. «La Costa da Morte es lugar de paso de miles de barcos desde la antigüedad. En tierra tenemos el Castro de Borneiro, el Dólmen de Dombate o el Castillo de Vimianzo, que son tres ejemplos muy estudiados de tres culturas, tres momentos históricos determinados, pero es que en el mar las tenemos todas desde el principio de los tiempos, todos los tránsitos desde el norte de Europa hacia el sur y viceversa. Cada pecio es una burbuja de información, que se puede estudiar de muchas maneras. Por ejemplo, hubo recientemente una investigación, en la que participaba Miguel San Claudio sobre la procedencia de las maderas, de los bosques, con las que se construyeron determinados barcos. Es una información importantísima», incide. Por todo ello, y por la propia historia «de desgracias» que acumula esta costa, cree que es el lugar idóneo para que se expongan «los objetos que se saquen de estos pecios, siempre con informes y expertos que puedan acreditar su conservación».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

José Manuel Pato: «No podemos permitir que nos vuelva a pasar lo del Douro en Laxe»