Santa Uxía cumple 25 años

El último embalse del Xallas salió adelante tras una larga lucha

Vista aérea de la presa de Santa Uxía, en O Ézaro, con Mazaricos al otro lado.
Vista aérea de la presa de Santa Uxía, en O Ézaro, con Mazaricos al otro lado.

carballo / la voz

A finales de 1988, hace 25 años, concluían las obras del embalse de Santa Uxía (técnicamente se le sigue llamando Santa Eugenia en algunas fichas), en O Ézaro. Construido por Carburos Metálicos, era el cuarto y último del río Xallas. Las obras fueron más complicadas de lo previsto, y no por la técnica, que además resultó innovadora en España, sino por la oposición vecinal. Los vecinos de O Ézaro vieron anegadas sus tierras, el agua llegó prácticamente a la orilla de las casas y de la iglesia. Hoy es un paisaje bucólico, pero entonces significaba eliminar el medio de vida de los labradores. El alcalde, José Manuel Pequeño, tuvo no pocos enfrentamientos con los responsables por ponerse de lado de los vecinos.

Este embalse se ha hecho célebre, sobre todo, por ser el que antes cortaba la cascada de O Ézaro, que regresó hace casi dos años tras una sentencia judicial que obliga a soltar el caudal ecológico de manera permanente. Entonces fue un salto más en la cadena centenaria. La primera central hidroeléctrica, llamada de O Pindo, pero en O Ézaro, tomaba el agua directamente de la zona de pozas, por un canal. En los años 50 se construyó la de Castrelo, también en O Ézaro. Los túneles desde cerca de O Brazal, de unos 10 kilómetros fueron los causantes de la silicosis de cientos de trabajadores.

Llegaría después la central de Olveiroa, que nutre O Campelo, en Mazaricos, y después la de Fervenza, que limita con cuatro concellos y realiza funciones reguladoras, aunque también genera electricidad. Y finalmente la de Santa Uxía, con dos potentes turbinas.

Tres años después, entre 1991 y 1992, comenzó la segunda función de esta central: el abastecimiento a Cee, Corcubión, Fisterra, Dumbría y ahora también parte de Muxía. Una obra de la que Pequeño dice sentirse muy orgulloso, en su primera etapa de diputado provincial.

La presa es de las denominadas de gravedad, que resisten el empuje horizontal de agua por su propio peso, por eso su perfil es básicamente triangular, para darle estabilidad: el agua ejerce más presión en el fondo que en la superficie. Suelen ser de planta recta o ligeramente curva, como en este caso.

infraestructuras energía y abastecimiento de agua en la comarca de fisterra

Produce energía y abastece de agua a 5 concellos

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Santa Uxía cumple 25 años