Para dejar de ser un equipo ascensor

El Laracha se presentó ayer ante su afición con 9 caras nuevas

.
M. Rodríguez
Carballo / La Voz

La Tercera División se presenta, a priori, entretenida esta próxima temporada, con tres equipos de la comarca en liza: Bergantiños, Paiosaco y Laracha. Precisamente los del municipal se presentaron ayer ante su afición. Lo hicieron con aires renovados y con un objetivo claro: dejar de ser un equipo ascensor y consolidar su proyecto en Tercera, sobre todo, después del susto sufrido hace apenas un mes cuando se salvó por los pelos de caer al pozo de Preferente, gracias al descenso administrativo del Cerceda.

Canito, alma máter del club, amagó con marcharse, aunque finalmente dio marcha atrás y decidó seguir al frente del Laracha.

También llega al municipal larachés un nuevo entrenador, Óscar Gilsanz, procedente del Racing Vilalbés, y avalado por una gran trayectoria en los banquillos. Su objetivo no se presenta nada fácil: tener continuidad en un puesto con demasiados inquilinos en los últimos años.

Pero eso ya es agua pasada y ahora toca mirar al futuro. Un futuro en clave positiva, que incluye la incorporación de 9 caras nuevas, y con una premisa básica: evitar dar nuevos disgustos a una afición que quiere más alegrías y menos sustos. Los fichajes son Santi Canedo, Nacho, Antonio López, Iago Blanco, David Jiménez, Iago Parga, Antón Concheiro, Javi Sandá y Álex Pais.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Para dejar de ser un equipo ascensor