carballo / la voz

El tráfico aéreo se ha reducido de tal manera que, más allá de lo que eso significa a nivel económico (un golpe durísimo en el empleo y comunicaciones), también hay espacio para las curiosidades. Y una de ellas afecta de manera directa a la Costa da Morte: no hay estelas. Propiamente, estelas de condensación, esas largas y finas líneas de nubes de hielo, que se crean por la condensación del vapor de agua de las emisiones de los motores, cuando se dan determinadas condiciones de temperatura y humedad. Unas son efímeras, otras pueden durar incluso horas y agrandarse.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

Ya no hay estelas en el cielo de la Costa da Morte