Carolina Iglesias: «Si supiese que me llamarían Percebes le habría dado una vuelta al nombre»

«O Ézaro me fascinó. Un recuerdo para toda la vida», asegura Carolina Iglesias, más conocida por Percebes y Grelos

Percebes y Grelos, una de las invitadas del CIP de hoy, en una visita a Razo (Carballo)
Percebes y Grelos, una de las invitadas del CIP de hoy, en una visita a Razo (Carballo)

Carballo / La Voz

«Viajando por la Costa da Morte nos encontramos un montón de playas vacías, en silencio, para sentarnos y mirar el mar. Para cerrar los ojos y escucharlo. Es de mis sonidos favoritos». Así describe Carolina Iglesias (Oleiros, 1993) su viaje a la comarca, que ilustró en Instagram con una simpática imagen con su mascota. Carolina, más conocida por Percebes y Grelos, es creadora de contenidos digitales y Youtuber. Aunque empezó la carrera de Filología Hispánica, enseguida comenzó a meterse en el mundillo del guion y de los monólogos, así que no llegó a acabarla. En su currículo: copresentadora en un programa de Los40, colaboradora de Operación Triunfo, autora de un poemario y feminista convencida.

-¿Qué tal la vuelta a la «normalidad» tras el confinamiento?

-Bien, pero rara. Y por suerte me pude ir de vacaciones y volver a mi casa, ver a mi familia... Llevaba siete meses sin verlos. Aunque no pudiese abrazarlos, que yo soy muy cariñosa y me ha costado mucho. Pero necesitaba volver y ver el mar. Yo tuve mucha suerte en mi confinamiento porque lo pasé bien acompañada y, además, yo ya trabajaba en casa así que lo llevé bien, dentro de la situación surrealista que nos ha tocado vivir. Había muchos planes para este 2020 que no han podido realizarse, pero no soy nada quejica, ya ocurrirán o vendrán otros. Soy afortunada de poder haber visto a mi familia.

-¿Sentará bien que se le esté dando al mundo digital el reconocimiento que merece, no?

-Es curioso porque llevo seis años -o más, porque no llevo la cuenta- haciendo vídeos en Youtube como hobby. Mientras he presentado programas, trabajado en la radio durante años, en la televisión, he sacado un libro de poesía, he escrito una serie... Pero siempre me clasificaban como «youtuber». Y eso para un porcentaje muy grande de los medios y de la sociedad era algo de una categoría inferior, hay muchos prejuicios y los prejuicios hacen que se pierdan oportunidades de conocer nuevas formas de ver la profesión de la comunicación. Es de locos que no se asuma que el mundo digital es el presente y que tiene infinidad de posibilidades de hacer en él un trabajo profesional, pero para eso hay que quitarse prejuicios. Yo confío en que poco a poco pase, pero hay mucho trabajo personal por hacer.

-Entre sus últimos proyectos está la autoproducción de tu propia serie, ¿en qué anda ahora?

-Pues estoy presentando el programa Una caña con, escribiendo un libro, dedicando más tiempo a mi canal de Youtube y creando formatos. Y mi espinita clavada es trabajar algún día en la televisión gallega, la verdad. Tengo ganas de hacer cosas en mi tierra.

-¿Sería capaz una creadora de contenidos digitales de vivir sin conexión a Internet durante una semana? ¿Y durante un mes?

-Para mí Internet es trabajo en gran parte así que si pudiese estar una semana desconectada de verdad, sería un placer, aunque estas vacaciones lo conseguí por momentos. Pero desconectada de verdad, no que cuando vuelva a mirar el teléfono después de un mes lo tenga lleno de notificaciones y cosas pendientes de trabajo, así no vale. Cuando eres autónoma, eres tu propia jefa y cuesta mucho desconectar. Aunque si no tuviese Internet, escribiría con papel y boli, que también lo uso mucho. Ideas, chistes, poesías... Cualquier cosa.

-¿Siente que, dada la difusión y el alcance que se puede llegar a tener con los contenidos en la Red, tiene una responsabilidad para con determinadas causas sociales? La hemos visto, por ejemplo, implicada en el reconocimiento de los derechos del colectivo LGTBIQ+.

-En mi caso tengo un altavoz más grande y lo tengo que usar con responsabilidad, por eso pienso mucho todo lo que pongo en mis redes, contrasto las noticias siempre... Y también doy voz cuando yo no formo parte del colectivo que lucha, sobre todo me informo. Cuando ocurrió el movimiento del Black lives matter aprendí muchísimo y estoy trabajando en mejorar mi vocabulario para quitarme esos retazos arcaicos y racistas que he podido adquirir sin darme cuenta. Con el colectivo LGTBIQ+, formo parte de él, pero estoy en constante aprendizaje, que es la mejor forma de enfrentarlo. En los últimos años he aprendido mucho también y ha sido un viaje interior muy reconfortante, me implico mucho con él, voy a las manifestaciones, estoy en contacto con asociaciones y sobre todo leo mucho. Y el movimiento feminista, el que me ha enseñado tanto desde hace tantos años, no dejo de aprender y cuestionarme cosas. Y de pelear, porque como digo en mi serie Válidas, nosotras no tenemos las mismas oportunidades.

-¿De dónde viene lo de Percebes y grelos?

-Junté dos palabras gallegas que me gustaban, le dediqué un segundo de mi tiempo a pensarlo, pero si supiese que habría gente que me llamaría Percebes, le habría dado una vuelta.

-¿Qué sensaciones se llevó de su viaje por la Costa da Morte?

-Pues yo soy de Oleiros y supongo que me pasó lo típico, que como lo tenía cerca, nunca iba. También que no tengo familia aquí, tengo en Foz, en Ferrol, en Boiro... Pero por esta zona, no. Había visitado ya algunos sitios como Fisterra o Muros, pero hace años. Y este viaje fue increíble, de reconectar con mis raíces y pensar «¿En qué momento me vine a Madrid a vivir?». O Ézaro me fascinó: estar tomando algo mientras veía la playa y luego visitar el mirador y la fervenza... Un recuerdo para toda la vida. Volveré porque he encontrado nuevos lugares favoritos a los que volver siempre que pueda.

A FONDO

¿Playa o piscina? Playa

¿Mar o montaña? Mar

¿Chiringuito de verano o chill out? Muy de chiringuito

¿Carne o pescado? Pescado

¿Fan del marisco? Muchísimo

¿Cuál es su plato favorito? Lentejas de mi abuela Maru y macarrones con tomate

¿Licor café, de orujo o de hierbas? Licorca, siempre

¿Confinamiento en ciudad o en el rural? Rural, y ojalá con vacas y gallinas

¿Tiene miedo a viajar en avión? No, lo cojo mucho. Si pusieran el AVE a A Coruña lo cogería menos

¿A qué lugar iría cada año de vacaciones? Por todo el mundo. Lugares tropicales como Colombia, que estuve el año pasado, me encantaría

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Carolina Iglesias: «Si supiese que me llamarían Percebes le habría dado una vuelta al nombre»