Pícaros


No es que este sea un país de vagos, qué va. Es un país de pícaros. Al menos desde el Lazarillo de Tormes. Y así, el personal ruge de envidia cuando alguien dice que se prejubiló de la banca con 52 años. O de la Telefónica, que ahora hace una gran limpieza y la gente se va para casa con el 60% del sueldo, aunque cierto es que años ha se iba uno de empresas varias cobrando el 100% de la nómina, pluses incluidos. ¡Qué suerte!

Luego, claro, entre la crisis demográfica y esas limpiezas otros salen a la calle a pedir «pensiones dignas», lo cual resulta difícil saber qué es cuando tras las francesas las pensiones españolas son las más altas de la Unión Europea, y confiésele a un sueco que cobre la máxima que usted, que también cobra la máxima, se lleva netos a casa alrededor de 2.300 euros. ¡Y en catorce pagas, no como en esa Europa que no sabe divertirse donde solo tienen doce!

Pero en fin, aquí el caso es trabajar menos horas como sea. Y me gustaría haber visto la cara del presidente Feijoo cuando los sindicatos de profesores pidieron a la Xunta la semana pasada… trabajar menos horas lectivas, por supuesto (ahora son 25 en primaria y 21 en secundaria, semanales), que para tontos del haba ya están sus colegas daneses, que pasan 37 horas semanales en sus institutos y con directores que no son elegidos y que mandan y ordenan. Y revisan la calidad de las clases.

Y ya ven que soy cuidadoso: no hablo de cuántas vacaciones tienen aquí, ni de cómo son los controles de exámenes por parte de la dirección, ni de por qué no hay reválidas evaluadoras como en todo el norte de Europa… Si tienen tiempo y ganas, comprueben lo pringados que son en esos países tan poco desarrollados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Pícaros