Materia pendiente


No se puede continuar siendo el territorio de las oportunidades perdidas. Nuestros montes están desorganizados, cuando no abandonados, con muchos propietarios ausentes y una falta de biodiversidad creciente que puede lastrar el futuro medioambiental y económico. Nuestros aserraderos estén perdiendo sus fuentes de materia prima con la reducción de las plantaciones de pinos, que además están insuficientemente cuidadas. No hay ninguna sociedad de fomento forestal en activo, solo tres en trámite en Dumbría. El futuro debería de pintar biodiverso, estructurado y bien gestionado. Si no es así, malo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Materia pendiente