Me enfado y no respiro


«Me enfado y no respiro». Infla las mejillas, abre mucho los ojos, infla las mejillas y termina exhalando con fuerza todo el aire que ha guardado para el chantaje. La operación apenas dura un minuto y suele divertir a los padres, que prefieren esa versión a la típica rabieta con revolcón y arrastre por el suelo acompañado de alaridos que consiguen desesperan al más pintado. Son las dos variables más corrientes del enfado de los niños. La primera es más ladina porque saben que si no respiran morirán y que eso es lo que más asusta a los adultos. La segunda es visceral, pero efectiva y se convierte en inteligente cuando ya se realiza a propósito, sabiendo cuál será el resultado.

Los políticos de la zona no son niños, pero algunos utilizan las mismas tretas de los pequeños. José Manuel Pose Verdes, por ejemplo, ha tenido rabietas anuales, con sus correspondientes notas de prensa, desde que comenzó el mandato tripartito y parece que le han ido bien para conseguir sus objetivos, en tanto que otros como Andrés Eirís han optado por el mutismo con cierto enfado para ver si finalmente lidera Terra Galega de Carballo.

Sin embargo, lo que más llama la atención de cara a los comicios de mayo son los múltiples enfados que ha habido en los últimos cuatro años y sus consecuencias. Coristanco se lleva la palma. Por lo que parece, por primera vez en la historia cuatro personas que han sido alcaldes en el mismo mandato, que solo tiene cuatro años, concurrirán a las elecciones, aunque Clarisa Couto no lo hará como cabeza de lista. La contienda electoral se presenta, cuando menos, confusa para los electores, para los será casi imposible hacer un balance de lo ocurrido desde el 2015 para poder votar con cierto conocimiento de causa.

También se enfadó, por lo que se ve, Perfecto Vázquez, de Cabana. El que fue diputado provincial del PP le planta cara al alcalde del PP, el partido al que más flecos le han salido en los últimos tiempos. Mientras que el PSOE ha ido recuperando efectivos, como la vimiancesa Mónica Rodríguez, y Ciudadanos anda recolectando indecisos eternos como Manuel Andrade o Alfredo Cañizo, a los populares les puede pasar factura la rabieta de Antonio Pensado o pueden recuperar su puesto con otro Antonio, ya que Domínguez de Cee parece un activo a tener en cuenta. De hecho, el pleno ceense amenaza con ser incluso más complicado y desestructurado que el actual, que ya es mucho decir.

Tampoco es nada fácil hacer quinielas en Ponteceso, donde el PSOE puede dar una sorpresa, a pesar de los recientes pucheros de sus socios, que buscan su cuota de poder. Fisterra y Corcubión están en el aire y en Muxía y Camariñas habrá que ver cómo funcionan las novedades.

Por Cristina Viu CIUDADANA

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Me enfado y no respiro