Más cuidados para un BIC reciente

Al yacimiento de Cabana le falta un pequeño centro de interpretación y actuaciones para preservarlo


Carballo / la voz

Hasta hace bien poco, el único castro excavado en la Costa da Morte ni siquiera tenía la calificación de Ben de Interese Cultural. La croa era de sobra conocida, pero las excavaciones realizadas hace años en el barrio de extramuros pusieron de manifiesto la importancia del yacimiento.

Ahora, A Cidá se deteriora por el paso del tiempo y por los visitantes. Según Ángel Eiroa, el guía habitual, sería importante realizar algunas inversiones para garantizar que el BIC sigue en buenas condiciones.

Instalaciones. Un pequeño centro de interpretación mejoraría el control sobre el conjunto y permitiría aprovechar mejor la visita. Aunque hay carteles y muchos de los recorridos son guiados, los que acuden se pierden mucha información. No saben que había una especie de sauna o donde estaba la puerta de acceso. Muchos ni siquiera conoce quiénes eran los habitantes de los castros gallegos o su forma de vida.

Consolidación. Hace más de 20 años, en 1996, que el arqueólogo Manuel Lestón procedió a la consolidación de las paredes de las viviendas de la croa. Lo hizo con cemento, un producto que luego fue criticado por Patrimonio, pero que resultó adecuado para mantener las piedras en su lugar. Ahora han comenzado a desprenderse y algunas probablemente se perderán porque resulta complicado saber ya a dónde pertenecen. Cuanto más tiempo pase, menos posibilidades hay de que se recupere todas.

Educación. Uno de los grandes problemas del castro A Cidá es que está abierto y cualquiera puede acceder. Es muy habitual que los visitantes suban a los muros de las viviendas para tomar fotografías, con el consiguiente peligro de que se desmoronen. Además, el continuo paso de personas hace que las piedras se desprendan. Según el guía, a muchos de los visitantes les resulta sorprendente la prohibición de encaramarse a los muros. En muchos casos ni siquiera pensaron que podría ser dañino. Un centro de interpretación podría mejorar la educación de los que acuden al castro de Borneiro. También es fundamental que los niños aprendan a ser respetuosos con los restos arqueológicos en la escuela y en casa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más cuidados para un BIC reciente