Un cambio hacia la integración

Elsa Gundín Agrelo PSICÓLOGA Y DIRECTORA DE LA REALIDAD INVENTADA

CARBALLO

19 oct 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Cuando hablamos de la integración de personas en riesgo de exclusión social, no hay soluciones mágicas, ni fáciles o rápidas. Pero sí pequeños pasos que se pueden dar para frenar la marginalidad, el fracaso escolar, las familias desestructuradas, las drogas o la violencia.

La clave está no solo en poner atención a los factores de riesgo en cada familia y ofrecerles alternativas. Está en prestar atención a los propios recursos de la persona y sus factores de protección: aquellas habilidades y capacidades que ya poseen pero que suelen estar ocultas detrás de historias de familias rotas, de la violencia, del rechazo? Y enseñando otra forma de vivir, diferente a su contexto.

Hablo de un trabajo multidisciplinar a través de un programa de prevención e intervención directa con las familias, ayudándoles a desarrollar nuevas habilidades, competencias y fortalezas. Conectando a profesionales de diferentes ámbitos: psicólogos, educadores sociales, trabajadores sociales; con profesores y orientadores, monitores de actividades, talleres formativos o de preparación para el mundo laboral.