A Laracha bien se merece dos olímpicos

La Voz

CARBALLO

Los hermanos Añón Suárez ponen su puesta a punto para la cita de Brasil 2016

05 dic 2013 . Actualizado a las 21:22 h.

En la imagen, Gonzalo Añón Suárez, de 18 años de edad e integrante de la selección nacional sub-21, en plena competición deportiva en el recinto de Casas Novas.

[Toni Longueira] Son un referente en un deporte minoritario y asociado al elitismo y al papel cuché. Los hermanos Manuel y Gonzalo Añón Suárez son dos jinetes de prestigio que, pese a su juventud, acumulan ya muchos años de kilómetros, vuelos, caídas, triunfos y algún que otro fracaso deportivo con el único afán de dedicarse a su «afición» favorita.

Aunque residen en Madrid, siguen sin olvidar sus raíces larachesas. «Ese pensamiento siempre está ahí», apunta Gonzalo, el menor de los dos hermanos. A pesar de su juventud, 21 y 18 años, respectivamente, llevan más de un decenio subiéndose a los caballos y participando en pruebas de calado nacional e internacional. Pero en el punto de mira de ambos jinetes está en la cita olímpica de Brasil 2016. «Es un sueño, sobre todo para mí. Mi hermano Manuel lo tiene en teoría más fácil», comentó Gonzalo. Para que eso pueda ocurrir, la selección tiene que quedar entre las mejores del mundial de Normandía del próximo año y del europeo del 2015, sin lugar por decidir todavía.