El éxito de la feria medieval de Malpica refuerza su continuidad

Centenares de personas abarrotaron las principales calles del pueblo

Uno de los espectáculos callejeros
Uno de los espectáculos callejeros
s garrido
Carballo / la voz

El éxito cosechado por la primera edición de la Feira Medieval Mariñeira de Malpica garantiza su continuidad, en la línea de lo que ha pasado con Corcubión, Muxía o Camariñas. La calle Eduardo Vila Fano se llenó hasta la bandera, por tercer día consecutivo, de vecinos y turistas. A primera hora de la tarde de ayer, la Policía Local no daba abasto para regular el tráfico debido a la gran cantidad de vehículos y autocaravanas que querían acceder al puerto.

Y eso que la inestabilidad climática fue una constante, alternándose las nubes y los claros con algún que otro pequeño chubasco. El bochorno (25 grados al mediodía) animaba a la gente a tomar un refrigerio en las terrazas y a disfrutar de los productos gastronómicos que ofrecían los expositores colocados en la principal arteria del casco urbano de Malpica. Hubo momentos en los que era literalmente imposible caminar por la calle debido a la enorme aglomeración.

Los visitantes dejaban a un lado la crisis y la manida prima de la deuda española y se animaban a comprar de todo: artículos de cuero, camisetas, bisutería... A primera hora de la tarde la compra de complementos fue sustituida por una navajas a la plancha (un lujo para el paladar por apenas 7,50 euros la ración) o un churrasco. Los más tardones aprovecharon esta circunstancia para adquirir los típicos recuerdos de la Costa da Morte. Como la sevillana María del Carmen Jiménez, quien aprovechó parte de la jornada de ayer para hacer unas compras y, de paso, tomar un aperitivo a base de marisco y empanada antes de coger la autocaravana con destino a Sevilla.

Para amenizar la feria medieval, un faquir, acompañado de un grupo de malabaristas y músicos y una bailarina, deleitó a los presentes con su destreza con el fuego. La espectacularidad de las llamaradas que salían de su boca arrancó los aplausos de los mayores y las miradas de incredulidad de los pequeños.

El concejal de Turismo, Alfredo Cañizo, confirmó que el año que viene habrá una segunda edición de esta iniciativa que contará «con más variedad, nuevas iniciativas y más expositores».

Este éxito de la feria medieval hay que agradecérselo en buena medida a la Festa Galega de Malpica, que el sábado completó su quinta edición. La presencia de Ilaleo (Carlos Blanco e Budiño), Bellónmaceiras Quinteto, pasacalles con los gaiteiros de Carcaxía, Raigañas y Malante o la coral de Malpica y el grupo Media Ducia le dieron el toque musical a unas fiestas con claro sabor gastronómico, cultural y marinero, antesala de las Festas do Mar del próximo fin de semana, que de nuevo abarrotarán la localidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

El éxito de la feria medieval de Malpica refuerza su continuidad