Rober Bodegas llenó el Colón


Llegó, llenó y venció. Vale que es una traducción demasiado libre de la clásica locución latina «veni, vidi, vici», que según los historiadores pronunció el general Julio César en el 47 antes de Cristo describiendo en el Senado romano su victoria en la batalla de Zela. Es una traducción inexacta, pero viene que ni pintada para la actuación que el carballés Rober Bodegas ( Roberto Fernández Cancela , según su DNI) protagonizó el jueves por la noche en el Teatro Colón de A Coruña. Por los pelos. Llegó con el tiempo justo. De hecho, por culpa del temporal y porque las conexiones áreas con Madrid nunca funcionan como es debido, a punto estuvo de no llegar. Rober tiene fama de hombre templado, tranquilo, ajeno al estrés, pero lo cierto es que el jueves sus nervios de acero estuvieron punto de quebrarse. Su actuación estaba prevista para las ocho y media de la tarde, pero unas horas antes todavía estaba en la capital preparando el guión del programa de La Sexta en el que trabaja. Tenía previsto viajar a primera hora de la tarde a A Coruña, pero su vuelo se fue retrasando (un clásico en Barajas) y finalmente salió después de las seis. Tuvo suerte, porque el de las 18.15 horas de Iberia fue cancelado. Al final aterrizó en Alvedro poco después de las siete de la tarde, con lo que llegó con el tiempo justo a su cita con el público coruñés, al que hizo desternillarse de risa con su espectáculo Y un condón por si pillo , en el que el joven humorista carballés explicó sin pudor cómo fue su despertar sexual y cómo, gracias a la intervención de personajes tan dispares como Lorena Berdún , John Lennon o Bruce Lee , consiguió dar el paso de niño a hombre. Las carcajadas se oían incluso fuera del teatro. Pronto en Carballo. El Teatro Colón estaba a tope y entre el público había también algunos vecinos de Carballo, pero aquellos que no hayan podido asistir están de suerte, porque Rober Bodegas actuará muy pronto en su localidad natal. Será el próximo día 22, en la inauguración del programa de Venres Culturais que se celebrará en el Pazo da Cultura. Volverá con el mismo espectáculo que el jueves interpretó en el Colón, pero aquí (alguna ventaja tenía que tener el jugar en casa) la entrada será bastante más barata: 3,5 euros (el descuento es mayor para aquellos que se hagan con el bono, mayores de 65 años y menores de 12). Cuentos. Rober Bodegas no es el único que triunfa en A Coruña, porque hasta la capital han llegado también los cuentos de Mercedes González Sáez , que, aunque nacida en Santander, siempre ha estado muy ligada a la Costa da Morte. Concretamente a la parroquia vimiancesa de Salto, de donde era natural su marido, Jesús Pailos , del que además del amor por la comarca heredó también su seudónimo literario, Mercedes de Paylos . Con ese nombre firma un gran número de cuentos en verso, como El aprensivo , La vana celebridad , T acha y Pinacha , El avaro y la gallega o El veraneo de Blasa, ama de casa . Muchos de ellos ocupan un lugar en el escaparate de la mítica librería Arenas de A Coruña, fundada en 1963 por Fernando Arenas Quintela y situada en el céntrico Cantón Pequeño, muy cerca, por cierto, del Teatro Colón. Mercedes, además, acaba de editar su última historia, Los Reyes del niño pobre , un emocionante cuento en verso que ha dedicado a la ONCE «y a todos los ciegos del mundo» y que incluye un CD en el que ella misma lee la narración. Ojo, porque no solo son cuentos infantiles, sino que las historias, seguro, le gustarán a muchos mayores, porque recuerdan mucho a aquellas coplas con las que se divertían los niños de antaño. Fiesta de jubilación. Mercedes de Paylos tiene mucho mérito, como también lo tiene Elvira Ferreira Rodríguez , que el pasado 7 de diciembre y tras 27 años de trabajo, se convirtió en la ex cocinera del colegio Labarta Pose de Baio. Seguro que muchos niños de la localidad y otros que ya no lo son tanto (algunos incluso ya tienen sus niños propios) se acuerdan con mucho cariño de la paciencia que tenía cuando les preparaba la comida. Hoy será ella la que se siente a la mesa para que la traten como una auténtica reina. Sus compañeros y ex compañeros del colegio, con el director, Santiago Sobrino Josenje , a la cabeza, y también el alcalde de Zas, Manuel Muíño Espasandín , le rendirán un homenaje muy merecido, porque a lo largo de todos estos años ella consiguió que estuviesen bien alimentados y aprendiesen a comer como es debido muchos de los que hoy también asistirán a su fiesta. Ahora Elvira descansa (se lo ha ganado) y cocina para la familia, que en ocasiones es casi tan numerosa con los turnos de comedor del Labarta Pose.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Rober Bodegas llenó el Colón