Dos islas en busca de protección

CARBALLO

Hace diez años, la Xunta negó a las Lobeira y a las Sisargas la categoría de parque natural, y los intentos hechos desde entonces no han logrado que entren en ese club

07 jun 2009 . Actualizado a las 02:00 h.

La Costa da Morte, se sabe, es generosa en paisajes. Le sobran recursos naturales para convertirla en un destino turístico para quienes saben apreciar la belleza del entorno. Playas y acantilados están entre los preferidos, pero también hay secretos parajes interiores -desde montes y penedos hasta ríos y cascadas- que tiran de los ojos de vecinos y visitantes.

Hay también un importante atractivo, las islas, que muy pocos conocen. Las Sisargas en Malpica y las Lobeira en Corcubión son terrenos mágicos en los que anidan pájaros de distintas especies y en los que los fondos marinos gozan de una particular riqueza.

El próximo octubre se cumplirán diez años desde la primera vez que la Xunta dijo no a la inclusión de las dos islas en el Parque Nacional de las Illas Atlánticas, un selecto club al que sí pertenecen las Cíes, las Ons y la isla de Sálvora. A las de la Costa da Morte le han vetado la entrada.