Permanece en el aire la forma de reparto del dinero de las cuentas solidarias

Algunos colectivos han decidido gestionar ellos mismos las cantidades por la falta de cordinación


carballo?

? Desde que sucedió la catástrofe del Prestige han sido muchas las cuentas que se han abierto en los bancos con el objetivo de ayudar a los afectados por la crisis de petrolero. Sobre tan loable iniciativa se abren dos importantes dudas: ¿Quiénes son los afectados? Los marineros, los hosteleros, todo el comercio...el gobierno. Otra cuestión es cómo van a llegar esos cuartos a los implicados. Las dos cuestiones no tienen todavía respuesta.? En general, se podría establecer que hay dos vías. La principal cuenta es la de las cofradías de pescadores y luego están las que gestionan las asociaciones. Sobre las segundas no hay excesivas dudas, serán las propias entidades las que decidan el destino de lo recaudado. Por ejemplo Adega, tiene ya decidido el destino de su cuenta: «Utilizaremos o diñeiro para paliar o impacto ambiental. O xestionaremos nós. Por exemplo, traeremos expertos para traballar na repercusión ecolóxica e en proxectos rexeneradores», explica el presidente del colectivo, Manuel Soto Castiñeiras. También hay ayuda directa, como la de la Asociación de Amigos de Galicia O Grelo que han gestionado para los voluntarios de Muxía dos cargamentos de fruta y un furgón con paquetes para el desayuno. ?Sobre la cuenta abierta por las cofradías hay más dudas. A ella es donde están llegando las más importantes cantidades de dinero. La intención de los responsables de los pósitos es promover una reunión cuando la situación esté más calmada y organizar un reparto. Lo que está claro, es que a estas alturas no está definido a quién se enviará el dinero, salvo a esa masa tan difusa y poco definida, conocida como los afectados.?A la cuenta de las corporaciones marineras han llegado donaciones de entidades tan diversas como el Colegio Oficial de Farmacéuticos de A Coruña y el dinero de la famosa gala organizada por Televisión Española en la que Lina Morgan, José Manuel Parada, Juan Pardo y Pedro Ruiz, entre otros, demostraron su amor a Galicia. Por lo menos, es lo que se asegura desde el medio público.?La cuestión es que mucha gente quiere ayudar, pero no sabe cómo. Es el caso de Ricardo Chouciño, un comerciante de Ponteceso. De cada una de las compras que se relicen en su establecimiento de telefonía móvil se destinarán tres euros para paliar la catástrofe del Prestige . «Vou abrir unha conta, pero cando teña os cartos non sei qué vou facer. Ando preguntando, pero non me contesta ninguén. O único número que coñezo é o das cofradías, pero a min gostaríame enviarllelo ós voluntarios porque son de Malpica e valoro moito o que alí fan», asegura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Permanece en el aire la forma de reparto del dinero de las cuentas solidarias