La ONU alerta sobre los efectos de El Niño

Aseguran que el fenómeno atmosférico se hará notar en los próximos meses, aunque afectará sobre todo a América Latina


redacción

Un total de 10.373 personas fallecieron en desastres naturales en el mundo en 2018, una cifra relativamente baja por la ausencia de grandes catástrofes, aunque Naciones Unidas alerta que el cambio climático y fenómenos como El Niño obligan a mantenerse alerta este año en regiones como Latinoamérica.

La ONU ha tomado en cuenta al elaborar su plan global de ayuda humanitaria para este año que hay un 80 % de probabilidades de que se produzca un fenómeno de El Niño que podría afectar con inundaciones, sequías y tormentas tropicales a veinticinco países. «No proyectamos que tendrá el mismo impacto que El Niño de 2016, pero será un evento (climático) significativo y nos estamos preparando para afrontarlo», reveló el secretario general para Asuntos Humanitarios de la ONU, Mark Lowcock.

Aunque no se prevé que España (ni Galicia) sean de las zonas más afectadas, los expertos aseguran que en las zonas donde llueve, lloverá menos. Y en las zonas en las que no suele haber precipitaciones, estas se multiplicarán. Es el resumen de los efectos de un fenómeno que, con una probabilidad de entre el 75 y el 80 por ciento, comenzará en breve y la probabilidad de que se alargue al menos hasta a abril es del 60 por ciento, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La Oficina para la Reducción de Riesgos de Desastres de Naciones Unidas (UNISDR) publicó su informe anual sobre catástrofes en el mundo en el que la cifra de fallecidos en 2018 se situó como la sexta más baja en lo que va de siglo, lejos de la media de 77.000 muertes.

El cambio climático es un factor detrás de sequías, inundaciones y tormentas, y la lucha contra él debe seguir siendo una prioridad según la ONU: «Se agota el tiempo para limitar el calentamiento global a 1,5 o 2 grados, y tenemos que ser igualmente activos en labores de adaptación», subrayó el secretario general de la citada oficina, Mami Mizutori.

En Latinoamérica, el peor desastre natural del año pasado fue la erupción del volcán de Fuego en Guatemala en junio, con 425 muertos, y en la rueda de prensa de la UNISDR se advirtió que Latinoamérica podría sufrir en 2019 el impacto del fenómeno meteorológico El Niño, que podría llevar tiempo extremo a sus costas.

«Los eventos meteorológicos se pueden predecir extremadamente bien, ahora la responsabilidad es para los gobiernos de esos países, que deben poder trasladar esas alertas a la gente», subrayó al respecto la experta Debarati Guha-Sapir, del Centro de Investigación sobre la Epidemiología de los Desastres.

Centroamérica fue en 2018 una de las regiones más golpeadas por las sequías, que afectaron a 2,5 millones de personas y contribuyeron al aumento de la migración en países como Guatemala, Honduras, El Salvador o Nicaragua, según UNISDR.

El peor año de desastres naturales en lo que va de siglo fue 2010, cuando sucesos como el terremoto en Haití, la ola de calor en Rusia o la sequía en Somalia causaron más de 297.000 muertos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La ONU alerta sobre los efectos de El Niño