El Camino de Muros-Noia ya está oficialmente estrenado

M. X. Blanco RIBEIRA / LA VOZ

NOIA

Dos veteranos senderistas, Sindo Gandarela y José da Ponte, recibieron sus compostelas tras completar cinco etapas

06 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

No son los primeros que cubren este trazado, pero sí los que lo han estrenado oficialmente, consiguiendo la correspondiente compostela. Sindo Gandarela y José da Ponte, dos veteranos senderistas, dedicaron las últimas jornadas a realizar, en cinco etapas, el Camino de Muros-Noia que recientemente fue oficializado por parte de la Iglesia. Y, como fueron sellando sus credenciales en distintos templos, al final obtuvieron su premio en forma de certificado oficial.

Los aventureros iniciaron su recorrido en la iglesia de Muros, donde obtuvieron la primera de las estampas, con una etapa que concluyó en A Serra de Outes, previa parada en Esteiro para colocar otro cuño en sus credenciales. El segundo día caminaron hasta San Martiño de Noia para obtener la tercera estampilla, y el tercero bajaron hasta Porto do Son para regresar a la villa noiesa, pasando por los templos de San Vicente de Noal y Portosín. Urdilde fue el destino final de la cuarta caminata y en la quinta alcanzaron el objetivo final: la catedral compostelana. En la oficina del peregrino obtuvieron la ansiada compostela.

Al término de la aventura, Sindo Gandarela explicó que el objetivo que se marcó cuando emprendió la iniciativa fue el de comprobar el estado del trazado para ir anotando ideas con el fin de proponerlas a los concellos implicados y tratar así de mejorarlo. Él es el responsable de Galicia Senderismo, una entidad dedicada a la organización de rutas por toda la comunidad, y ha querido echar mano de su experiencia como caminante para inspeccionar el recorrido.

Entre las propuestas que ya tiene apuntadas para plantear a los responsables municipales de Muros-Noia figuran pequeños cambios en el trazado, pues hay tramos que discurren por carreteras que carecen de aceras.

 Las vistas, el punto fuerte

Finalizada la experiencia, ambos peregrinos ensalzaron, como principal atractivo del Camino de Muros-Noia, la fusión entre mar y montaña. «Penso que un dos puntos fortes deste percorrido son as vistas que ofrece da ría, tanto na etapa de Porto do Son a Noia como na que parte de Muros para rematar nesta mesma localidade», explicó Gandarela. También se refirió a la importancia que cobra en el trazado la riqueza patrimonial: «Hai unha gran cantidade de hórreos, cruceiros e igrexas».

El responsable de Galicia Senderismo comentó que el recorrido cobra esplendor en esta época del año, por el colorido que adquiere la flora, entre la que destacó varios puntos de monte que están poblados de especies frondosas. Está convencido del éxito de este Camino.