Pablo Molinos: «Poño un tempo e intento conseguilo»

Laura Martelo RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

LAURA MARTELO

El joven de Esteiro cambió el volante de las carrilanas para empezar su aventura en los karts

03 may 2021 . Actualizado a las 11:27 h.

El Gran Prix de Carrilanas de Esteiro es un evento ampliamente conocido en Galicia. Todos los años, grandes y pequeños de toda la comunidad esperan con ansia una de las citas estivales más concurridas para ver descender a los bólidos por la celebérrima Costa do Maio. El amor que profesan los vecinos de Esteiro por la prueba es comprensible al vivir de primera mano el gran ambiente de la localidad muradana durante los días que dura la cita deportiva y que se viene convocando desde hace más de tres décadas, ahora lamentablemente interrumpida por el covid.

No es de extrañar, por lo tanto, que de la cantera de pilotos saliese una gran promesa como Pablo Molinos Buján (Esteiro, 2010), que con 11 años ha dado el salto este curso a los circuitos de karts de la mano de la escuela formativo que la organización de las Carrilanas ha puesto en marcha. Según explica, su primer contacto con los vehículos de madera se produjo a muy corta edad, «tiña cinco anos, creo» y desde entonces es un forofo más.

Y no es extraña su temprana afición por los coches, puesto que en casa tiene un referente. Así lo explica su padre, Marcos Molinos Rodríguez, Kitos, outiense afincado en el municipio vecino, y desde hace años donde regenta un taller mecánico muy conocido en los circuitos de carreras. «Xa se criou niso. Eu corro circuítos tamén», comenta.