Cuatro concellos se saltan el control del Consello de Contas

Tampoco las dos mancomunidades han remitido a tiempo los datos generales


Ribeira / la voz

Los plazos están para cumplirlos, pero, a veces, no se llega a tiempo. Esto es lo que le ha pasado a cuatro Administraciones locales de la zona -Porto do Son, Muros, Rianxo y A Pobra-, que a día de hoy todavía no han remitido la cuenta general del pasado ejercicio al órgano encargado de fiscalizar este trabajo, el Consello de Contas. Los concellos tienen todos los años fijada en el calendario la fecha del 15 de octubre como límite para llevar a cabo el proceso, aunque no es extraño que dilaten en el tiempo la entrega del documento. Lo curioso es que tampoco las mancomunidades Serra do Barbanza y Arousa Norte han enviado las cuentas del 2018 a la entidad.

A pesar de conocer esta obligación, es cierto que los ayuntamientos no se estresan. Así lo corroboran los datos que aporta el propio Consello de Contas, que demuestran que, actualmente, han cumplido 238 concellos -26 de ellos fuera de plazo- con la obligación, lo que quiere decir que aún faltan 75.

En trámite

En lo que respecta a la comarca, Porto do Son está cerca de enviar el documento, ya que hace una semana la corporación municipal aprobó la cuenta general del 2018 en sesión plenaria. Una vez que se ha dado ese paso, tiene que estar 15 días a disposición del público por si alguien quisiera presentar alegaciones. «Unha vez pase ese período xa se enviará ao Consello de Contas», aseguró el regidor sonense, Luis Oujo. El mandatario apuntó que «ao servizo de Intervención non lle dou tempo de rematar antes, unha das persoas segue de baixa e a interventora non dá con todo o traballo. Temos un motivo xustificado, e pediuse un aprazamento».

Los otros ayuntamientos que aún no han enviado las cuentas también están trabajando en ello. El alcalde de Rianxo, Adolfo Muíños, también aludió a la carga de trabajo del personal municipal para justificar el retraso: «Para os concellos non é un capricho entregalas antes ou despois, é unha cuestión técnica. É un documento que se ten que realizar dende o departamento de Intervención e pouco marxe temos». Muíños también afirmó que el objetivo del gobierno local es «aprobar as contas antes de que remate o ano. Nos últimos tempos sempre se fixo e agardamos que pronto poidan debaterse e aprobarse no pleno». En Muros están ultimando los detalles para «levalas durante este mes á comisión especial de contas e logo á sesión plenaria», confirmó la alcaldesa, Inés Monteagudo.

Defectos leves

De las siete Administraciones locales que sí han cumplido con el Consello de Contas, tres de ellas -Boiro, Outes y Ribeira- han visto como el organismo ha decretado que los documentos presentados tienen algunos defectos de carácter leve.

Las otras cuatro -Carnota, Lousame, Mazaricos y Noia- han recibido el visto bueno del órgano encargado de fiscalizar la rendición de las cuentas.

En cifras

Rendidas: 73 %

El 73 % de los concellos gallegos han enviado las cuentas.

Fuera de plazo: 26

Un total de 23 ayuntamientos no lograron llegar a tiempo.

A la espera: 75

Todavía faltan 75 concellos por remitir el documento.

La amenaza a perder ayudas de la Xunta motiva que los ayuntamientos envíen el documento

Aquellas Administraciones que no presenten sus cuentas generales corren un serio riesgo de no poder optar a ciertas subvenciones autonómicas, ya que la Xunta, puede poner como requisito que los concellos hayan cumplido en esta cuestión. Por eso, algunas veces los ayuntamientos se afanan en aprobarlas cuando ven cerca la posibilidad de quedarse sin una cantidad de dinero que posibilitaría realizar inversiones en el municipio.

Desde que se decretó esta medida en el 2009, tan solo en el 2017 hubo dos concellos que no rindieron las cuentas (Ferro y Piñor), ya que las enviaron sin la aprobación de la corporación. Antes de que se tomara esta decisión lo habitual era que el informe no se enviara en el plazo fijado. Por ejemplo, en el 2006 esta situación representaba a más del 60 % de las Administraciones locales. «A aprobación da conta xeral ten que ser antes do 31 de decembro, do contrario non podes presentarte a moitas subvencións», confirma el alcalde de A Pobra, Xosé Lois Piñeiro, quien añade que próximamente llevarán las pobrenses a sesión plenaria.

Bajo presión (Sálvora-Opinión)

Está claro que o se ponen límites y se establecen condiciones, o los plazos no asustan. Desde que los concellos conocieron que no cumplir con el Consello de Contas puede suponer la pérdida de subvenciones han redoblado esfuerzos para satisfacer las directrices de este órgano económico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cuatro concellos se saltan el control del Consello de Contas