Sebastián Giraldo: «La presión no es un problema»

El deportista de Medellín recala en A Cachada con la vitola de ser el jugador franquicia del Rotogal para este curso


Ribeira / la voz

Sebastián Giraldo (Medellín, Colombia, 1997) demostró en el primer partido de liga que puede ser ese jugador franquicia que lleve al Rotogal Boiro a pelear por la fase de ascenso a Superliga. A sus 22 años, el colombiano conoce perfectamente lo que gestionar la presión después de las tres etapas vividas en Marruecos, Líbano y Catar. Gran parte de los sueños de esta temporada estarán sobre el joven, que triunfó en la cantera cafetera.

-Lleva poco más de dos semanas en España. ¿Qué tal lo han recibido en A Cachada?

-La verdad es que me han tratado súper bien. La gente del club y Emilio (Palacio) me hacen sentir como en casa, a pesar de que nunca había estado en España.

-¿Cómo se gestó la decisión de atravesar el charco y fichar por el Rotogal Boiro?

-Lo conversé con mi familia... Había ya varios años que en Boiro estaban interesados en mí. Me habían hecho ofertas, pero ahora fue cuando me decidí.

-¿Con qué objetivo llega?

-Bueno. Quiero aportar mucho al equipo, en cuanto la experiencia, calidad... todo. El objetivo principal que tenemos es entrar en los playoff y pelear por el ascenso a primera división.

-¿Se ve muchos años por Europa?

-Esta es mi primera temporada aquí. Las sensaciones son buenas y es posible que pase varios años por acá.

-Me comentaron que ya ha tenido un largo camino por las categorías base de su país.

-Desde los 16 años he ido formando parte de las diferentes selecciones colombianas. Estuve también en dos preselecciones del equipo absoluto.

-Llegó hace casi nada, pero se le vio en forma. ¿Llevaba mucho tiempo trabajando en Colombia?

-Lo cierto es que venía de una lesión que me dejó más de seis meses sin poder entrenar. Emilio Palacio lo sabía, pero decidió darme esta oportunidad. Ese voto de confianza me ha ayudado bastante a tomar la decisión de venirme para España.

-¿Cómo vivió ese primer partido con su nuevo equipo?

-Ganamos 3-2. Fue difícil, muy difícil. Los compañeros me dijeron que Arona era uno de los equipos que va a estar ahí arriba. Pero conseguimos sacar una victoria en un excelente partido. El público estuvo súper bien, alentándonos desde el punto uno hasta el último. Las sensaciones son muy buenas acá.

-¿Cuáles son las principales diferencias que ha notado con relación a otras etapas?

-Me gustó como la gente vive el voleibol. Con esa pasión. Es lo que más me ha gustado.

-Además de Colombia, ya había jugado en Marruecos, Líbano y Catar. Poca broma.

-Sí, los países árabes son un poco difíciles, sobre todo para el cuerpo. Son muy exigentes. Ahora estoy dando otro salto.

-¿Que meta personal se pone?

-Ahora mismo no pienso tanto a nivel personal. Solo quiero que el equipo cumpla su objetivo. La gente se merece que el equipo esté en primera división. Toca pelear para llegar allá.

-Solo ha podido jugar un partido, pero ¿qué nivel cree que tiene la competición?

-Veo que la liga se ha reforzado. Hay muchos jugadores de otros lugares y el nivel es muy bueno. Creo que se jugarán partidos muy ajustados, de mucho nivel.

-A usted le toca el rol de jugador franquicia. ¿Nota la presión?

-Sí, lo sé, pero la presión no es un problema.

-A pesar de su juventud ya puede considerarse un trotamundos. No echa de menos Colombia?

-Sí, la familia siempre te hace falta. Es lo más difícil de dejar, pero ha sido por un buen motivo y me entienden. Este es mi trabajo y mi vida.

-¿Cómo se definiría como jugador?

-Son un jugador muy guerrero, muy aguerrido. Hay ocasiones en que las cosas no están saliendo pero si le pones corazón, si están al 100 %, el grupo se contagia y puede que lo soluciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sebastián Giraldo: «La presión no es un problema»