Ribeira / la voz

El Club de Remo Cabo da Cruz sí es profeta en su tierra. Quedó claro ayer, cuando la tripulación boirense regresó de la ría de Arousa tras firmar un tercer puesto en la competición de su casa, la Bandeira Concello de Boiro. Centenares de aficionados se agolparon en la rampa de entrada al puerto para felicitar a los remeros, recibidos como auténticos héroes de carne y hueso. Brilló con fuerza el bloque de Beni Silva, que podría haber lograr una gesta mayor si el viento soplase para Urdaibai como lo hizo para ellos.

Los de Bermeo, que lograron el título liguero un año más, cerraron la temporada con un nuevo triunfo en las aguas de la ría de Arousa. Tras ellos finalizó Hondarribia, que se quedó a cuatro segundos de los campeones. A pesar del décimo puesto logrado el sábado en Moaña, los crucenses, que hicieron seis cambios entre los dos días, consiguieron meterse entre las bancadas de la tanda de honor.

Para logarlo tuvieron que librar una intensa lucha con la trainera de Santurce, que aguantó el empuje de los locales durante los dos primeros largos. No fue hasta el tercero que pudieron adelantarla. «Foi unha regata moi dura ao principio, aínda que gañamos a quenda con solvencia. Ese era o obxectivo, impoñernos e esperar. Sabiamos que o vento ía a menos, pero estamos contentos co resultado, coas sensacións e coa afección», afirmó Silva.

El técnico destacó la importancia del empuje de los aficionados que se dieron cita en la dársena: «É clave. Cárgache as pilas, motívache. É moi emocionante».

El punto final

Silva incidió en el siguiente reto que tiene la bancada antes de decir adiós a la temporada: entrar en la final de La Concha: «A xente está a punto e o barco tamén. O mércores viaxamos, adestraremos alí e o xoves xa temos a clasificatoria». Para meterse en la regata del domingo, los barbanzanos deben estar entre los siete mejores tiempos. «Toca recuperarse, pero creo que estaremos case ao 100 % para competir. Debemos manternos tranquilos. A viaxe vainos cansar e iso sempre son segundos de máis, pero o que máis me preocupa é a onda que hai na baía da Concha, é difícil de manexala, pero buscaremos adaptarnos coa maior celeridade posible», apuntó Beni Silva.

Peor resultado

La suerte no acompañó ayer a la otra bancada gallega que disputó este año la Eusko Label Liga. Tirán, que firmó un décimo puesto después de una dura batalla con San Juan, desciende de categoría y regresará a la Liga Galega de Traíñas.

Los de Moaña tuvieron opciones hasta el último momento para salvar la temporada, aunque necesitaban que San Juan finalizara dos puestos por debajo de ellos en la regata de ayer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Cabo sí es profeta en su tierra