Turismo


Seguimos a vueltas con la cantidad y calidad del turismo que visita nuestra comarca. Si te fías de algunas fuentes dirías que esto es una versión gallega de Torremolinos o una barbanzana de Sanxenxo. Porque hablar de lleno o de rozar el lleno está bien para fardar, pero si lo acompañáramos del número total de plazas que se ofertan sería muy esclarecedor a la hora de valorarlo con objetividad; es posible que la oferta total tan solo iguale a una parroquia del municipio pontevedrés. Tenemos poco turismo y el gasto medio es sensiblemente inferior al de otras zonas. Esto puede llenarnos de orgullo y satisfacción por habernos conocido o darnos para hacer una reflexión seria sobre el asunto, pues incluso la que otrora era cenicienta -la Costa da Morte- se nos descuelga por la vertiente de destino más atractivo a nivel medio ambiental y gastronómico.

Tenemos potencial, pero lo cuidamos poco y vendemos menos. Un ejemplo: el principal atractivo y generador turístico de Boiro es, sin duda, Praia Xardín?Barraña. Sus usuarios se cuentan por miles -que me diga alguien que otro atractivo iguala eso- pero en vez de cuidarla y mimarla todavía recibe vertidos y hace unos años se perpetró el mayor atentando medioambiental con una infame capa de tierra y triturado de piedra.

Pues esto es extrapolable a otras zonas de la comarca. Y así puedes ir a hacer brindis al sol a ferias y saraos varios, patrios y del mundo exterior, con programas muy originales para vender lo que casi nadie quiere comprar, que la situación irá a peor porque otros sí saben lo que tienen, lo cuidan y solo venden el humo después de despachar el meollo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Turismo