La gran churrascada apaga sus brasas

La Festa da Fervenza cae del cartel lúdico casi tres décadas después de su instauración


ribeira / la voz

Casi tres décadas después de su irrupción en la agenda lúdica de la comarca, la Festa da Fervenza, baja el telón. La que estaba considerada como la mayor churrascada de Galicia -en sus mejores ediciones llegó a pasar por la parrilla más de una tonelada de carne en los tres días que duraba la cita- no se celebrará este año. Así, al menos, lo han confirmado los responsables de su organización durante las seis últimas ediciones, todos ellos jóvenes de San Cosme de Antes, parroquia en la que nació la cita, a principios de la década de los 90.

«Cada día somos menos persoas para traballar e esta festa require de moita xente que colabore. De momento, paramos. O que pode pasar no futuro nunca se sabe», apunta José Manuel Tuñas, uno de los cabezas visibles de la organización en los últimos años que reconoce la complicación de llevar a cabo una celebración de este tipo. «Home, meterse nisto non é ningunha broma e menos agora co tema dos permisos e autorizacións que hai que ter ou con problemas tan complicados de afrontar como o do botellón. Calquera que estivese minimamente vinculado á festa sabe das enormes dificultades da súa realización», añade.

La Fervenza se ha venido efectuando el segundo fin de semana de agosto en una hermosa isla natural de más de 52 hectáreas que queda al descubierto una vez bajan, en la época estival, las aguas del embalse que forma el río Xallas, a escasos doscientos metros del núcleo de San Cosme de Antes. Nacida como una reunión de amigos aficionados al mundo del motor -una yincana automovilística fue la primera actividad que se llevó a cabo- que se juntaban entorno a una parrilla estaba considerada por muchos como la mejor fiesta de Galicia tanto por el privilegiado entorno en el que tenía lugar como por la gran variedad de actividades que se llevaban a cabo durante todo el fin de semana.

Más de 20.000 personas

En su cuarto de siglo de vida, tuvieron lugar en el embalse cerca de un centenar de iniciativas diferentes que llegaron a juntar en el recinto a más de 20.000 personas cada año. Especialmente recordadas eran las pruebas hípicas -concursos de trote, baloncesto a caballo o las espectaculares carreras- o las actividades de participación popular, pasando por torneos de fútbol, tiro al plato, descenso en embarcación por el río o incluso subastas de ganado, exposiciones de maquinaría agrícola o demostraciones de arado con enormes tractores. Ni siquiera faltaron las carreras de coches y quads o las exhibiciones aéreas con ultraligeros y paramotores.

Aunque, lo que de verdad empujó a la Fervenza hasta convertirla en una cita imprescindible cada año para miles de personas era la noche del sábado. Por sus escenarios pasaron artistas como Juan Pardo o Azúcar Moreno y, principalmente, orquestas como París de Noia, Panorama, Olympus, Philadelphia o Sintonía de Vigo. En cada edición, tocaban juntas en una misma noche tres de las mejores cinco orquestas del momento, coincidencia que rara vez podía verse durante el verano en ningún otro lugar de Galicia.

No puede descartarse que algunos nostálgicos sigan utilizando el fabuloso entorno de A Fervenza para juntar a cientos de personas en torno a una parrilla al rojo vivo o a una animada orquesta, pero la fiesta probablemente ya nunca vuelva a ser lo que fue.

Media docena de citas gastronómicas claudicaron a lo largo de los últimos años en la comarca

Con su desaparición, la Festa da Fervenza pasa a formar parte de una relación que fue nutriéndose de citas a lo largo de los últimos años. Son media docena las exaltaciones gastronómicas que, pese a tener tirón en cuanto a número de comensales, acabaron bajando el telón.

Una de ellas es la Festa do Porquiño de Lariño, que arrancó en 1989 y llegó a convertirse en una comilona en la que los asistentes daban cuenta de 200 cochinillos y donde las actividades musicales e incluso teatrales eran un reclamo para miles de personas. La exaltación dejó de celebrarse en 1996, con la actuación de Milladoiro.

Seguir leyendo

La Operación Orquesta supuso el principio del fin

Aunque fueron los vecinos de Antes, primero a modo individual y después a través de la Asociación de Amigos da Festa da Fervenza, los que arrancaron la celebración, el Ayuntamiento de Mazaricos colaboró de forma activa desde la primera edición e incluso llevó el peso de su organización durante más de una década. El último año fue el 2011 coincidiendo con la operación Orquesta, una actuación judicial que extendió las pesquisas a la financiación de la fiesta. Los investigadores consideraban injustificadas las donaciones de algunas empresas y las vinculaban a la adjudicación irregular de obras.

Seguir leyendo

Agenda de las exaltaciones culinarias de este verano

El cefalópodo por excelencia entrará en escena el 11 de agosto. La degustación sonense se mantiene fiel a sus orígenes, sirviendo el pulpo á feira.

Estuvo un año sin celebrarse, pero la fiesta del percebe ha vuelto para quedarse. Tendrá lugar el próximo domingo.

El club de remo rianxeiro es el promotor de la exaltación del oro negro de la ría. Será el primer fin de semana de agosto.

El 15 de agosto tendrá lugar una nueva edición, la novena, de la fiesta del mejillón de Escarabote. Está promovida por el club Rías Baixas.

No está confirmada su celebración este año, pero si al final sale adelante, la exaltación de la solla será el segundo fin de semana de agosto.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La gran churrascada apaga sus brasas