Reflexiones para hallar a Odi

El autor cuenta la experiencia familiar tras la infructuosa búsqueda de su mascota


Se calcula que hay más de mil millones de mascotas en el mundo que conviven con familias. En Estados Unidos están censados 305 millones en una población de 328 millones de habitantes humanos. En Brasil, México, Argentina y Chile son 200 millones.

En España figuran inscritos 20 millones de animales de compañía entre los que se cuentan mapaches, gatos, loros y otras especies. Se sabe que el censo de perros es de cinco millones, en datos del 2015. El Ministerio de Agricultura calcula que un perro de en torno a los 20 kilos de peso supone un gasto anual de 814 euros, en los que entra alimentación, veterinario, seguros, juguetes, chip identificativo, etcétera. Los segundos en el ránking de costes son los gatos, con 537 euros.

El año pasado por estas fechas se publicaba un artículo en este mismo medio en el que se daba a conocer la desaparición de Odi, un perro mezcla de golden retriever y setter irlandés. Se hablaba de las características del animal y se invitaba a quien lo viese o lo encontrase que se pusiera en contacto con los propietarios o con la policía. Transcurrido este tiempo, no hubo ninguna información sobre la mascota, pero sí mucha solidaridad y buenos deseos por parte de vecinos, amigos, familiares.

La desaparición

Cuando una mascota desaparece lo conveniente es denunciar ante la Policía Municipal. De los concellos dependen las perreras municipales y allí llegan todos los animales que se han desorientado, perdido o abandonado. También se debe hacer el trámite ante la Policía Nacional para que esta comunique al Seprona la desaparición del animal.

El veterinario titular también puede ayudar a dar publicidad de su falta informando al colegio profesional al que pertenece y a otros porque, si aparece en alguna consulta, después de pasar el lector del chip identificativo se sabrá quiénes son los dueños.

Las asociaciones protectoras de animales, dirigidas siempre por personas entusiastas, son otro eslabón en el que apoyarse. Estas pueden aportar información sobre el animal antes de que procedan a dárselo a alguien en adopción. Últimamente están saliendo muchos animales adoptados a otras comunidades españolas y al extranjero desde Barbanza como consecuencia de la nueva legislación aprobada en el Parlamento de Galicia el pasado 3 de octubre.

Las asociaciones de cazadores conforman otro peldaño más para potenciar la investigación. Sus integrantes están en contacto entre sí y ven animales perdidos por el monte o también los nuevos que traen otros compañeros por lo que su información es muy valiosa.

Otros métodos eficaces de búsqueda pueden ser la colocación de pasquines y las redes sociales que, además de solidaridad, aportan información al momento.

Búsqueda incansable

Todos estos pasos se realizaron con Odi. Su búsqueda llevó a visitar todas las parroquias de Ribeira, y parte de las de los municipios de Porto do Son, Noia, Outes, Lousame, Muros, Carnota, Santiago, Padrón, Arcade, Soutomaior, Redondela, Pontevedra, lugares donde informaban y enviaban fotos de animales parecidos en su estructura, color y tamaño al extraviado, pero sin ser él.

La pérdida de una mascota como Odi produce desequilibrio familiar y sus miembros están pendientes del teléfono, de las redes sociales, de los amigos. Cada día que pasa es una gota de desaliento. El ladrido de un perro te suena al del que estás procurando y no lo es. Existe un vacío en el hogar. Se necesita tiempo para adaptarse.

Debemos convivir con nuestros animales de compañía. Algunas empresas permiten ya que sus trabajadores acudan con sus mascotas al puesto de trabajo, los hospitales estudian las visitas de los animales a sus dueños y la literatura, el cine o la música adoptan la figura del perro como compañero inseparable del ser humano. De ahí que, transcurrido un año, aún se siga buscando denodadamente a Odi. Un animal que debe ser protegido conforme a su condición de ser vivo dotado de sensibilidad física y psíquica. Es por eso que su sufrimiento es el mismo de la familia con la que compartía vida

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Reflexiones para hallar a Odi