La Guardia Civil sospechó del Chicle desde hace un año

Las pruebas de ADN confirman que el cuerpo hallado es el de Diana Quer. Los responsables de la investigación dicen que el hallazgo del cuerpo era fundamental. Los agentes aclaran que en todo momento «nos enfrentamos a un criminal»

;
«En noviembre ya no teníamos ninguna duda de que el Chicle se llevó a Diana» La Guardia Civil detalla la investigación de la muerte de Diana Quer

Desde hace un año, desde noviembre del 2016, el Chicle era el principal sospechoso de la desaparición de Diana Quer. Así lo ha revelado hoy en A Coruña el coronel Manuel Sánchez Corbí, jefe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que explicó los detalles de la investigación que concluyó la madrugada de Fin de Año con el hallazgo del cadáver de Diana Quer en un pozo de un viejo almacén de Asados (Rianxo). 

Antes, el delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, dijo que los análisis de las muestras de ADN confirmaron esta misma mañana que el cuerpo es el de la joven madrileña desaparecida el 22 de agosto del 2016. Ambos comparecieron en la Delegación del Gobierno junto al coronel jefe de la Comandancia de A Coruña, Francisco Javier Jambrina, y una buena parte de los agentes que llevaron la investigación. 

;
La detención del Chicle paso a paso Desde muy pronto Enrique Abuín fue el principal sospechoso

Corbí explicó que el Chicle fue siempre sospechoso pero que no lo detuvieron antes porque seguían buscando pruebas y porque tenían que encontrar el cuerpo de Diana

De hecho, desde noviembre del 2017 ya no tenían duda de que este vecino de Rianxo era el que se había llevado a Diana. ¿Por qué no lo detuvieron? «Porque no tenían las pruebas», insistió el coronel Jambrina de la Guardia Civil de A Coruña, que resalta que en las últimas semanas habían estado reordenando todos los datos para intentar que el juez reabriera el caso. Según Jambrina, el incidente de Boiro del día 25 -la denuncia de una mujer de que un hombre (el Chicle) intentó meterla en el maletero de su coche, les obligó a cambiar su plan de actuación. No esperaban que «cometiese otro hecho delictivo». 

El coronel de la UCO, Manuel Sánchez Corbí, añadió, por su parte, que en todo momento «nos enfrentamos a un criminal» y agradeció el esfuerzo de todos sus hombres porque «nadie en España podría haber hecho más en este caso».

Durante la intervención del coronel de la UCO se ha destacado el análisis de los datos que dio el móvil sobre el itinerario de Diana en esa noche. También se ha calificado la actuación del Chicle como la de «un profesional». Y se ha dejado claro que, tras investigar la vida de la víctima, «se centraron en la posible actuación de un desconocido que la pudiera abordar».

;
El ADN confirma que el cuerpo hallado en Rianxo es el de Diana Quer Los huesos de Diana revelarán cómo murió

Los agentes también aclararon cómo se precipitó todo en las últimas jornadas. Detuvieron a José Enrique Abuín Gey. También arrestaron a su mujer. Como había declarado que iba con él, la consideraban «coautora». A partir de ese momento, los cuñados se desdicen, el Chicle incluye en una contradicción y Rosario -su mujer- cambia de versión y tumba la coartada. La dejan libre tras demostrarse que no participó. Y a la una y media de la madrugada del 31 el autor del crimen dice a la Guardia Civil que va a decir la verdad, la que acabó conduciendo a los agentes al hallazgo del cuerpo de Diana en la nave abandonada de Asados, Rianxo. 

;
La defensa del Chicle intentará demostrar que fue un atropello accidental El abogado insiste en que su defendido no declaró nunca haber asesinado a Diana Quer

Tras esclarecer el caso, la Guardia Civil va a revisar otros similares. 

Los agentes que buscaban a Diana Quer: «Fue muy duro verla dentro de ese pozo»

josé manuel pan/ Marta gómez

Los guardias civiles admiten que el hallazgo del cadáver fue un momento de gran emoción

«Ha sido muy duro verla salir de ese pozo». Esta frase, de uno de los guardias civiles presentes en el momento del hallazgo del cadáver de Diana Quer en una vieja nave de Asados (Rianxo), resume el sentir de los agentes que desde el 22 de agosto del 2016 habían tomado como propio el caso de la desaparición de la joven madrileña. A esa nave llegaron de madrugada con el detenido para buscar el cuerpo de Diana. Agentes de la unidad subacuática (GEAS) se enfundaron trajes de neopreno y se metieron en el pozo con una cámara especial con la que localizaron el cadáver. Fue muy duro para todos los agentes el momento en el que el cuerpo de la chica era sacado del pozo. Lo fue pese a que están acostumbrados a observar escenas muy duras, pero ese instante ponía fin a meses de investigación bajo grandes presiones y con un interés mediático excepcional. Y también porque varias veces el caso estuvo pendiente de un hilo. Ha sido un trabajo intenso analizando declaraciones de testigos, miles de horas de grabaciones de cámaras de seguridad y de vigilancia del tráfico, además de cientos de datos de llamadas telefónicas y de posicionamientos de móviles. El propio ministro del Interior destacó el trabajo de la Guardia Civil, «que nunca abandona un caso».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
41 votos
Comentarios

La Guardia Civil sospechó del Chicle desde hace un año