Hallan el cadáver de Diana Quer en una nave abandonada de Rianxo tras la confesión de El Chicle

BARBANZA

Álvaro Sevilla

El cuerpo fue encontrado en la parroquia de Asados, en un recinto que fue durante años escondite de alijos de droga y tabaco. Estaba en el fondo de un pozo y llevaba atados unos contrapesos. Los investigadores barajan el estrangulamiento como posible causa de la muerte

31 dic 2017 . Actualizado a las 19:25 h.

Fue de madrugada, dos días después de su detención, cuando Enrique Abuín Gey, El Chicle, confesó el crimen de Diana Quer, la joven madrileña desaparecida en agosto del 2016 en A Pobra do Caramiñal. Él mismo condujo a los investigadores a una nave abandonada de Asados, en Rianxo, donde la Guardia Civil ha encontrado el cuerpo a primera hora de este 31 de diciembre.

Todo se precipitó ayer después de que la mujer del detenido, Rosario Rodríguez, tirase de la manta y desmontase su coartada para la madrugada de aquel 22 de agosto del 2016, cuando desapareció Diana Quer. Esta declaración habría terminado por derrumbar a El Chicle que, tras unas primeras horas con actitud arrogante y «brava», ha confesado de madrugada el crimen de la joven madrileña. Pasadas las cinco y media, Enrique Abuín Gey ha pasado de ser investigado por la desaparición de Diana Quer a autor confeso. Él mismo habría dado las pistas para localizar el cádaver. 

Inmediatamente después, los bomberos recibieron el aviso de que debían abrir un pozo situado en la entrada de una nave abandonada de Asados, en Rianxo. Tras acometerlo, fueron agentes del Grupo Especial de Actividad Subacuáticas (GEAS) los que accedieron al pozo, donde antes de las seis y media horas ya habían localizado y extraído el cuerpo. Aún así, los trabajos continuaron durante horas (hasta las 10.30 horas) ya que los agentes estuvieron achicando el agua del pozo para poder buscar más pruebas. A falta que la autopsia lo confirme, nadie tiene dudas de que es el de Diana Quer. Su cuerpo llevaba atados unos contrapesos para evitar que emergiera, lo que indica que el detenido no actuó de manera improvisada.