Noia vibró con el estreno de «Fariña»

Ana Lorenzo Fernández
ana lorenzo RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

Más de una veintena de actores que participan en la serie televisiva asistieron a la premier en la Sociedad Liceo

13 nov 2017 . Actualizado a las 07:55 h.

La alameda de Noia se convirtió el sábado por la noche en un pequeño plató de rodaje donde no faltaban los vehículos típicos de principios de los noventa, una planeadora totalmente equipada con motores fueraborda y decenas de fardos utilizados para el contrabando que sirvieron para delimitar la alfombra roja que se instaló a las puertas de la Sociedad Liceo donde tuvo lugar el estreno del primer capítulo de Fariña, la nueva serie de la productora Bambú que el año que viene llegará a las pantallas televisivas.

Un nutrido grupo de fans se apostó a las puertas del recinto cultural noiés para ir recibiendo a parte de los 120 actores que forman parte del elenco de protagonistas, con muchos de los cuales no dudaron en fotografiarse. Tristán Ulloa, Morris, Manuel Lourenzo, Carlos Blanco, Tamar Novas, Xosé Antonio Touriñán, José Manuel Esperante, Mela Casal, Monti Castiñeiras, entre muchos otros, fueron algunos de los intérpretes que no quisieron perderse esta premier, a la que también acudieron los directores de la misma, Jorge Torregrossa y Carlos Sedes.

Este último se mostró encantado de haber podido rodar en Noia, y quiso agradecer a todos los vecinos «a súa comprensión e paciencia por andar cortando rúas e as molestias causadas estes seis meses de rodaxe». Tampoco quiso olvidarse del noiés Ramón Campos y de Teresa Fernández-Valdes, propietarios de la productora Bambú, «porque si estamos aquí é polo amor que Ramón ten pola súa terra, que conseguiu que Antena 3 apostara por un produto distinto e por unha cousa para min importantísima, que é darlle o acento galego con actores galegos». También Nacho Carretero, autor del libro en el que se basa la serie, se subió al escenario para confesar que estaba viviendo un sueño y que hace tres años cuando inició esta aventura no esperaba que tuviera esta repercusión.