Mismos servicios, distintas condiciones

Marta Gómez Regenjo
Marta Gómez RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

matalobos

Que concellos de la zona no hayan suscrito el convenio con la Xunta para financiar centros de día y guarderías provoca llamativas diferencias en los gastos que asumen

08 mar 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Desde hace un par de años, algunos concellos y la Xunta mantienen un pulso por la gestión de centros de día y escuelas infantiles; en concreto, las diferencias vienen dadas por qué gastos debe asumir cada una de las Administraciones. Hubo una primera propuesta de convenio que la mayoría de los alcaldes rechazaron, luego se hizo una segunda propuesta tras un acuerdo entre la consellería y la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) y el resultado es que unas entidades locales firmaron el primer documento, otras el segundo y otras ninguno de los dos, con lo que las diferencias entre los gastos que asumen unos ayuntamientos y otros son bastante llamativas.

Entre los concellos que no han firmado ninguna de las dos propuestas de convenio están los de Rianxo, Mazaricos y Outes. Esto supone que el funcionamiento de sus escuelas infantiles, en los dos primeros casos, y el centro de día outiense se rigen por los acuerdos alcanzados con la Administración autonómica en el momento de su apertura, de manera que las arcas públicas asumen el mantenimiento de los recintos, reparaciones y el pago de suministros como electricidad, telefonía o calefacción; y la Xunta, el resto.

Esta situación difiere de la que se da en Boiro, por ejemplo. El Concello sí firmó la primera propuesta de convenio, que establecía el pago por parte de la Administración local de un tercio del coste de las plazas de las escuelas infantiles -1.500 euros por alumnos al año- y más de 3.690 euros en el caso de los centros de día, y esas son las cifras que aparecen previstas en los presupuestos de este año.