Las traídas sufren continuos cortes por la antigüedad de las tuberías

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

BARBANZA

CARMELA QUEIJEIRO

Vecinos de Ribeira, Boiro y Noia son los más afectados por las deficiencias en las redes

21 ene 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La prestación de un servicio fundamental, como es el abastecimiento de agua potable, se ve interrumpida frecuentemente en algunas localidades de la comarca por la antigüedad de las conducciones de la traída, que sufren roturas constantes. Se trata de canalizaciones de fibrocemento que, tras años de funcionamiento, sufren un considerable desgaste y ya no soportan la presión. Los cortes en el suministro suscitan las quejas de los usuarios, que cada día se preguntan si hoy también les va a tocar.

Aunque las incidencias pueden producirse en cualquier lugar, la situación es especialmente conflictiva en Ribeira, Boiro y Noia, donde las averías son prácticamente diarias. Precisamente, los vecinos de Listres, en la carretera que une Carreira con Aguiño, sufrieron ayer la enésimo interrupción por la fractura de un nuevo tramo de tubería.

Tercera vez en quince días

Un vecino indicó que se trata de la tercera vez que se registra una incidencia similar en la misma zona en los últimos quince días. Los residentes aseguran que ya no saben qué hacer.