Volvió a brillar el Boiro en Vista Alegre para vencer con autoridad al Dumbría

En la recta final, Tolete, pegó un zapatazo desde 35 metros que se coló por la escuadra

la voz
Ribeira / la voz

Un Boiro brillante volvió a demostrar contra el Dumbría que el talento es la carta de presentación de su plantilla juvenil. A solo un punto de alcanzar al líder de División Gallega, el bloque entrenado por Rubén López venció por 3-1 a un Dumbría que hasta el partido del sábado se encontraba tercero.

Después de una gran primera parte, donde el balón fluyó con rapidez, los barbanzanos se fueron al descanso con el 1-0 a su favor después de que Suso aprovechase un rechace para fusilar al cancerbero rival. A la vuelta de los vestuarios, Brais remachó a la red una asistencia de David. Se acercó el Dumbría con un gol de Fabio de falta directa. Apretaron los visitantes, pero el esférico tuvo claro aroma local. En la recta final, Tolete, pegó un zapatazo desde 35 metros que se coló por la escuadra, gol que cerró el partido y que dejó boquiabierto al público de Vista Alegre.

Unión-Viveiro: 3-1. Vilas, 100 personas. El tempranero gol de Nicolás no fue suficiente para que el Unión frenase su mala racha. Arturo, con un doblete, le dio la vuelta al electrónico en menos de 25 minutos. En la segunda mitad, el Viveiro rompió el marcador gracias a otros dos goles de Jairo, que llegaron en los minutos 50 y 65.

Boiro-Calasanz: 0-3. Vista Alegre, 100 espectadores. La expulsión del meta Adrián en el inicio del partido condenó a un Boiro que no pasa por su mejor momento de forma. El Calasanz aprovechó la superioridad numérica para sentenciar desde el punto de penalti en el minuto 20. Daniel Suárez, que había marcado el primero, cerró el choque antes del descanso con el tercero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Volvió a brillar el Boiro en Vista Alegre para vencer con autoridad al Dumbría