Las autocaravanas no son para Barbanza

BARBANZA

MARCOS CREO

Cuatro concellos tienen regulado el estacionamiento de estos vehículos y solo en dos hay áreas públicas específicas

23 jun 2016 . Actualizado a las 12:46 h.

Con el verano en ciernes, la comarca se prepara para empezar a recibir a los miles de visitantes que cada año multiplican la población barbanzana. El turismo de autocaravanas, muy extendido en otras latitudes, gana enteros estío tras estío, sin embargo, la zona está muy lejos de estar adaptada a las necesidades de los viajeros que optan por andar con la casa a cuestas. No existen apenas áreas específicas para este tipo de vehículos, y por no haber, no hay ni siquiera ordenanzas que regulen el estacionamiento de las roulottes. Tan solo cuatro concellos cuentan con ordenanzas en este sentido, aunque desde prácticamente todos los gobiernos locales se habla de proyectos para normalizar la situación y habilitar espacios exclusivos para las casas móviles dotados de los servicios necesarios.

Ribeira

Proyecto aparcado. Son dos las áreas de autocaravanas proyectadas en la capital barbanzana, una en O Touro y otra en la calle Castelao de Aguiño. A estas alturas ya deberían estar habilitadas y, de hecho, había una subvención nominativa de la Diputación para su ejecución, pero los criterios a la hora de conceder las ayudas provinciales mudaron y el Concello se quedó sin los fondos previstos y, por tanto, sin recintos específicos para las casas móviles. Dicen en el gobierno local que el proyecto sigue en pie, pero el horizonte temporal que se baraja para llevarlo a cabo es el año que viene. Mientras tanto, se aplica una ordenanza que regula el tiempo máximo de estacionamiento en espacios públicos que se permite a este tipo de vehículos.

Boiro

Pionero. El Concello de Boiro fue pionero a la hora de habilitar zonas de aparcamiento para autocaravanas. De hecho, actualmente cuenta con dos, una en Praia Xardín, en la que estos días ya pudo verse a varias roulottes, y otra en Mañóns. Existe una ordenanza que fija unas tasas por el uso de esos espacios, que están dotados con todos los servicios, como el abastecimiento y vaciado de aguas grises, y hay señales en todas las entradas al municipio en las que se advierte de la prohibición de estacionar estos vehículos fuera de las áreas delimitadas para ellos.