Las quejas al Valedor casi se duplicaron el ejercicio pasado

Solo en el municipio ribeirense se registraron 62 reclamaciones


Ribeira / La Voz

Una manera de pulsar las preocupaciones de los gallegos en general, y de los barbanzanos en particular, es analizando el informe anual del Valedor do Pobo. En este documento se detallan las principales quejas formuladas por los ciudadanos, y, a tenor de los datos aportados, cada vez son más las demandas de la sociedad. No en vano, en lo que respecta a la comarca de Barbanza, el número de requerimientos prácticamente se ha duplicado en un año, pasando de los 69 casos registrados en el 2012 a los 111 del 2013.

El informe del Valedor no detalla las quejas presentadas hasta el extremo de permitir averiguar a qué se debe esta variación, pero echando un vistazo a los datos por municipios pueden deducirse algunas causas. Por ejemplo, en Ribeira, la cifra de escritos enviados pasó de 17 a nada menos que 62, algo que podría explicarse por uno de los asuntos estrella del informe del año pasado: los desahucios. La plataforma que lucha contra las ejecuciones hipotecarias en la comarca tiene su sede en Santa Uxía, y son varias las ocasiones en las que se ha dirigido al alto comisionado en busca de ayuda para evitar que familias de la zona perdiesen sus hogares.

Sin embargo, la temática de las quejas presentadas ante el organismo autonómico es de lo más variado.

Problemas con el ruido

Ribeira y A Pobra. Como en años anteriores, y pese a que la movida ha ido decayendo en la comarca, sobre todo en comparación con los problemas que se registraban en Boiro hace unos años, las quejas por ruidos procedentes de establecimientos hosteleros siguen teniendo un apartado destacado en el informe del Valedor. En esta ocasión, son los concellos de Ribeira y A Pobra los que aparecen en el expediente, tanto por la falta de mediciones en distintos locales de ocio nocturno como por «desajustes» en el funcionamiento de estos negocios con respecto a su licencia de actividad.

Empleo público

Contrataciones y coberturas sanitarias. Ribeira vuelve a aparecer en el informe del Valedor a raíz de una queja en la que se denunciaban irregularidades en el proceso de selección para cubrir una plaza de auxiliar administrativo en el Concello. Otra reclamación, en este caso relativa a Porto do Son, cuestionaba que la incorporación de los funcionarios al régimen general de la Seguridad Social se hizo sin negociación con los afectados y generando un vacío en la cobertura sanitaria de los trabajadores durante un período de diez días. El Valedor dio la razón al Concello de Muros en la adjudicación de una plaza temporal.

Tráfico

Discrepancias por una multa de aparcamiento. Aunque el Ayuntamiento de Boiro no aceptó la recomendación formulada, el Valedor dio la razón a un vecino al que se impuso una multa de aparcamiento para que se revisase su expediente.

Urbanismo

Muros. La demora en la tramitación de un expediente de disciplina urbanística le valió un tirón de orejas del alto comisionado al Concello de Muros. Finalmente, la Administración local tomó cartas en el asunto por la construcción de una escalera que ocupaba el dominio público municipal.

ServicioS Sociales

Tramitación de ayudas. El Valedor también destaca el caso de un rianxeiro que, en el 2012, tramitó las solicitudes de la Risga y una ayuda de emergencia social y que además estaba afectado por un proceso de desahucio. El organismo autonómico instó a la Xunta a agilizar sus expedientes dada la demora que presentaban. En este ámbito, también se tramitó una queja por el deficiente servicio de transporte del 065 para un vecino de Noia usuario de la Fundación Down Compostela, con sede en Santiago. En este caso, no se aceptó el requerimiento del Valedor para resolver el problema. Y en el ámbito del transporte, esta vez escolar, volvió a haber quejas de padres de alumnos del Leliadoura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Las quejas al Valedor casi se duplicaron el ejercicio pasado