El derrumbe del talud de Dodro obligará a realizar varios trabajos a pie de la autovía

El corte se mantiene a la espera de hacer esas labores y de que mejore el tiempo


ribeira / la voz

En la madrugada del sábado, un desprendimiento de tierra obligó a cortar el tráfico en una de las calzadas de la autovía barbanzana a la altura de Dodro, concretamente, entre el punto kilométrico 7,2 y el 9,1. Solo unas horas después del suceso, la Xunta ya informó de que el tráfico no volvería a la normalidad hasta que se asegurara la zona. Ayer, desde la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras precisaron qué es lo que hay que hacer para que los coches vuelvan a circular normalmente. Hay que limpiar la zona que está encima de la cuña desprendida y también el material que haya podido quedar suelto. Y, por último, es necesario comprobar la estabilidad del bloque de tierra que sufrió el derrumbe y, si es necesario, proceder a retirarlo.

¿Cuándo se van a realizar todas estas labores? Ese es el problema. La Xunta querría hacerlas cuanto antes para retomar la normalidad, pero no se puede porque las condiciones meteorológicas no lo permiten. Por tanto, hasta que mejore el tiempo no se va a actuar. Los conductores deben tirar de precaución, ya que en esos escasos dos kilómetros citados la circulación en la autovía es de doble sentido, ya que se habilitó un carril para circular hacia Ribeira al estar cortada una de las calzadas.

Eso sí, desde la Xunta señalaron que, aunque no se prevé que hoy mejore demasiado el tiempo, se va a realizar una nueva valoración para ver si se pueden empezar los trabajos en la zona del derrumbe.

Retirada de árboles

Por otra parte, aunque de menos calado que en el caso de la autovía, el viento y la lluvia de ayer también ocasionaron algunos otros problemas en la comarca barbanzana. En Boiro, por ejemplo, hubo que retirar varios árboles. Ocurrió así en el acceso al colegio de Cespón y en Carragueiros. Por otra parte, el grupo de emergencias municipal tuvo que andar a cien en la zona de Praia Xardín ya que la hoja caída de los árboles atascó las alcantarillas y empezaba a acumularse el agua en la vía.

Los sucesivos días de mal tiempo también están teniendo consecuencias nefastas para los mamíferos marinos. Mientras en Muros la atención se centraba ayer y anteayer en la aparición de una ballena, en A Pobra se alertó ayer por la mañana al Cemma debido a la aparición de un delfín muerto en el arenal de Cabío. La coordinadora para el estudio de estos animales iba a acudir al municipio pobrense a sacar muestras del animal. Con este tiempo, es habitual que proliferen los varamientos en las costas gallegas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El derrumbe del talud de Dodro obligará a realizar varios trabajos a pie de la autovía